20 diciembre 2011 Salud

su efecto desactivaria el virus

Gracias a la luz solar se podría detener la propagación de la varicela. Según una reciente investigación el lugar en donde viven los pequeños puede ser muy importante para ser infectado por el virus de la varicela. Gracias a la exposición solar se puede impedir la propagación de la varicela.

Estos estudios fueron llevados a cabo por los científicos de la Universidad de Londres, quienes encontraron que la varicela no es tan frecuente en las zonas donde la radiación ultravioleta alta. La investigación indica que la luz del sol tiene la capacidad de desactivar el virus que está en la piel.

No olvidemos que esta enfermedad es muy contagiosa y se puede propagar con solo toser o estornudar, sobre todo durante la primera fase de la enfermedad.

Desde hace mucho tiempo se sabe que los rayos solares tienen la capacidad de desactivar el funcionamiento de algunos virus, por eso se estima que en países tropicales la varicela no es tan frecuente. También esto explicaría el motivo por el cual la enfermedad se presenta en épocas más frías, cuando menos exposición al sol se tiene.

Según uno de los científicos: “Nadie había considerado antes a los rayos ultravioletas como un factor, pero cuando observé los estudios epidemiológicos estos mostraron una buena correlación entre la latitud mundial y la presencia del virus“.

Pero estos no son los únicos factores relacionados, también se encuentra otros como el calor de la zona, la humedad de la misma y los factores sociales de las familias. “Es muy posible que la radiación ultravioleta tiene un efecto, pero no tenemos ninguna evidencia firme que muestre la magnitud real en la cual esto está sucediendo“.

Vía | BBC
Foto | Flickr – Tony Ahumada

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *