2 junio 2011 Actualidad, Psicología

Puede pasar que al llevar a nuestros hijos al colegio nos preguntemos si los estamos dejando en buenas manos. En el caso de esta maestra de jardín de infancia de México no cabe duda de que su profesionalismo y su amor por los niños superan cualquier problema y circunstancia. Desde este blog queremos felicitarla, por haberles dado a los pequeños la contención que necesitaban en un momento tan crítico y de tanto temor.

Les cuento lo sucedido, la maestra Marta Rivera Lanis, quien trabaja en Monterrey se hizo conocida por un hecho bastante desafortunado, tuvo que proteger a su grupo de alumnos en el momento en que un grupo de delincuentes y un grupo comando llevaron adelante un fuerte tiroteo.

Ella tenía miedo que una bala perdida de ese enfrentamiento hiriera a alguno de sus pequeños, por eso los hizo tumbarse en el piso y para que ninguno tuviera miedo los invitó a cantar una de sus canciones preferidas. En el video se ve claramente lo sucedido, siendo ella misma la que lo filmó con su teléfono móvil.

Después de lo sucedido la maestra declaró: “Sentí que tenía que protegerlos, que era mi responsabilidad y no me siento héroe, soy como cualquier persona”. A pesar de su acción se quedó preocupada por las derivaciones psicologicas que pueden quedar en los niños. “Habíamos vivido una situación similar, pero no tan cerca. Los disparos se sentían muy fuertes”.

Al día siguiente del episodio: “Temí que la canción que entonamos les trajera recuerdos malos o sentimientos negativos, pero ayer me pidieron que continuemos cantándola”.

Creo que los niños son los que me motivaron, los que me dieron el coraje y los que me sacaron adelante para que no se inquietaran. Mi angustia era ver su cara de preocupación. Aún recuerdo las preguntas que me formulaban sobre qué les iba a pasar. Mi única labor era protegerlos y que se sintieran seguros conmigo”.

http://www.youtube.com/watch?v=g4m8IohKdFQ&feature=player_embedded

Vía | Cadena 3
Foto | Flickr – Hortencia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *