Manualidad para celebrar el Día de la Paz con los niños

Manualidad para celebrar el Día de la Paz con los niños

Escrito por: Sacra    29 enero 2014     4 Comentarios     2 minutos

El próximo 30 de enero se celebra el Día Escolar de la No-violencia y la Paz, así que seguro que en el cole de tu hijo están preparando un montón de actividades. Pero sí tú también quieres ayudar desde casa para que tu pequeño entienda perfectamente este concepto, puedes ofrecerle esta simpática manualidad.

. Un día perfecto para enseñar a los niños la necesidad de evitar los conflictos, ayudar a los compañeros y aceptar las diferencias que, más que separarnos, nos hacen únicos e irrepetibles. Así que no será extraño que en el cole de tu hijo se estén organizando distintas actividades con las que concienciar a los pequeños y enseñarles nuevos métodos para vivir en un mundo lleno de armonía y tranquilidad, donde todos tenemos cabida.

Pero si quieres ahondar más en este sentimiento, que cada día se hace más necesario en nuestra sociedad, puedes ayudarle explicándole desde casa o preparando actividades juntos. Una bonita canción, un poema o una manualidad, nos puede servir como pretexto para que los peques se diviertan, al mismo tiempo que se entretienen. Porque la solidaridad es uno de los sentimientos que mejor podemos entregarles, hoy os ofrecemos esta divertida mano-amiga para decorar y fabricar con los niños.

Sólo vamos a necesitar una cartulina blanca donde dibujaremos la silueta de su mano. Después la recortamos y solo nos queda ir decorándola. Cada dedo es un niño que puede ser parecido a nosotros o muy distinto. Niños que pertenecen a otros países, otras culturas o que tienen necesidades especiales. Del mismo modo que les vamos invitando a que pongan en marcha su imaginación y busquen en su entorno (seguro que hay niños en su clase o en su barrio que pertenecen a otras etnias), les vamos contando historias o cuentos donde la base principal sea la necesidad de sentirse iguales para crear un mundo mejor en el que podamos vivir todos en armonía.

Además de pintar cada dedo-niño con distintos tipos de pinturas de las que tengamos por casa: lápices, ceras, plastidecores, acuarelas…, también podemos añadirles algunos adornos con papeles de colores, plastilina, trocitos de lana, botones, lacitos o lentejuelas. Como siempre, no hay nada mejor como dejar volar la imaginación para conseguir un trabajo perfecto.

Vía | Los niños y la Biblia


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.