Manualidades infantiles: Blandiblú

Manualidades infantiles: Blandiblú

Escrito por: Sacra    18 noviembre 2014     12 Comentarios     2 minutos

¿Os acordáis de lo divertido que era jugar con Blandiblú? Pues ahora lo podéis fabricar en casa, con muy pocos materiales y de forma muy sencilla. Sólo necesitas un bote de cola, agua caliente, borax y, en el caso que lo quieras de colores, algo de pintura o colorante.

Seguro que muchos de vosotros os acordáis de aquella extraña masa que, desde dentro de un bote de plástico, aparecía en nuestras manos como si tuviera vida propia: el blandiblú. Muchas han sido las horas que hemos invertido en ir pasándola de una mano a otra buscando crear formas o imaginándonos que se trataba de un extraño ser que podíamos modelar a nuestro gusto. Yo, incluso, le llegaba a poner ojitos o algún aderezo humano, creyéndome ser un auténtico doctor Frankestein.

Aunque es una de esas modas que fueron pasajeras, este extraño juguete regresa cada cierto tiempo para seguir emocionando a los niños que, aunque pueda parecer de lo más absurdo, les viene estupendamente para afinar sus habilidades manuales, ya que son muchos los músculos y articulaciones que mueven mientras lo manejan. Hoy hemos encontrado la fórmula perfecta para realizarlo desde casa. Es muy sencillo. ¿Te atreves?

Los materiales que vamos a necesitar son: 1 bote de 125 mililitros de cola blanca, agua caliente, borax, pintura o colorante.

Vamos a utilizar el bote de cola para todas las medidas. De esta forma empezaremos vaciando la cola en un recipiente. A continuación, y después de dejar el bote limpio, le añadimos 3/4 del bote con agua caliente. Si lo queremos de algún color en especial, añadir en ese momento unas gotas de pintura o colorante. Remover bien.

El segundo paso es medir medio bote de agua caliente y colocarla en un vaso, a esta añadiremos media cucharadita de borax. Movemos bien y vertemos en la masa anterior. Inmediatamente esa masa ya se te ha vuelto como un moco gigante. Ahora amasa con las manos. La pasta debe quedar pegajosa pero suelta, sin que quede pegada a tus manos. En el caso que quede un poco líquida o deje restos en tu mano, añade un poco más de agua caliente con un pelín de borax.

Vía | Manualidades. Facilísimo


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.