7 enero 2012 Entretenimiento, Manualidades

Monos hechos con limpiapipas
Aunque ahora tenemos a los niños ocupadísimos descubriendo sus juguetes nuevos, pronto nos harán falta algunas ideas para pasar el rato. Las manualidades, como decimos a menudo, son una excelente opción para esto y para ayudarles a desarrollar su imaginación y creatividad. Hoy os proponemos hacer unos divertidos monitos con limpiapipas.

Necesitamos limpiapipas ondulados y normales, del color o colores que más les gusten a los niños, pompones del mismo color del limpiapipas que vayamos a usar, ojos de plástico y pegamento. Los ojos podemos comprarlos en tiendas de manualidades o podemos hacerlos en cartulina.

Cortamos uno de los limpiapipas ondulados, asegurándonos que tenga dos abultamientos. Lo doblamos por la mitad para que sean las piernas del mono. Cortamos unos 22 centímetros y medio de un limpiapipas normal, del mismo color que el anterior, serán los brazos. Pegamos dos pompones, también del mismo color, de unos 2.5 centímetros, colocando entre medias los cortapipas. El ondulado en la parte inferior, para que salga como las piernas, y el recto justo por encima, para que sobresalgan los brazos. Para pegar los pompones con los limpiapipas en medio necesitarás pegamento tipo Superglue o pegamento caliente.

Con un tercer pompón del mismo tamaño haremos la cabeza del mono, pegándolo sobre los dos anteriores. Las orejas son dos pompones pequeñitos y la nariz uno diminuto. Pega también los ojos. Con un limpiapipas recto, haz la cola del animal. Mide unos 15 centímetros y se pega en la parte trasera del cuerpo. Ya sólo queda dejarlo secar bien y cuando esté, dar forma a los brazos, piernas y cola. Podréis colgarlos por la habitación de los niños, quedan muy divertidos.

Vía | Family Fun

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *