13 noviembre 2011 Manualidades

Un espantapájaros con una corbata viejaHoy ha amanecido nublado, al menos por aquí, por lo que se presenta una tarde de domingo ideal para hacer alguna manualidad con los niños. He encontrado una muy vistosa y sencilla, un espantapájaros hecho con una corbata vieja. Lo primero será consultar con el dueño de la corbata, porque hay que cortarla. Además hace falta: unas hebras de lana amarillas o marrones y si no tienes unas tiras finas de cartulina de alguno de esos colores, una hebra de lana larga de cualquier color o cuerda, la parte del pie de unas medias viejas de nylon, dos palos, rotuladores y kleenex o bolas de algodón.

Usa la hebra larga de lana o la cuerda para atar los palos en forma de cruz latina. Corta la corbata hacia la mitad, más o menos por donde iría el nudo al ponértela. Dobla la corbata a la mitad y haz un agujero en la doblez. Mete la corbata en la cruz, por la parte superior, quedará como si fuera un manto o un poncho. Con la otra mitad de la corbata, corta dos trozos de la longitud del palo horizontal de la cruz, serán las mangas del espantapájaros.

Ata las mangas a los “hombros”, a la unión de la cruz, con hilo, cuerda o lana. Enrolla una hebra de lana amarilla o marrón en tu mano unas diez veces. Sácala y átala a la muñeca del espantapájaros, por debajo de la manga. Corta las dobleces para que queden las puntas separadas. Ata las mangas, dejando que el final de las hebras de lana asome por ellas. Ponle un cinturón al espantapájaros con una hebra de lana o algo de cuerda.

Rellena la puntera de la media con algodón o pañuelos de papel. Tomará forma redondeada y debe tener un tamaño proporcionado al cuerpo, para ser la cabeza del espantapájaros. Colócala en la parte superior de la cruz de palos y átala con hilo o lana. Pintad con los rotuladores la cara del espantapájaros y añadid unas hebras de lana simulando el pelo. Con un pañuelo de papel o un trocito de tela podeís añadir un pañuelo para la cabeza, quedará mejor el pelo. También podeís añadir un pequeño sombrero o lo que la imaginación de los niños cree. Y ya está listo. Podeís usarlo de adorno o colocarlo en alguna maceta de la terraza, a ver si funciona.

Vía | DLTK’s

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *