7 febrero 2012 Educación, Manualidades

plantar legumbres

Mantener a los niños entretenidos en casa nos va a ayudar a enseñarles otras técnicas con las que disfrutar de su tiempo libre. Hacer abanicos de papel, adornos para fiestas especiales o pulseras para lucir a la última moda, pueden ser ideas estupendas con las que aprovechar y fomentar sus habilidades manuales y creativas.

Pero también podemos aprovechar para enseñarles las ventajas y virtudes de la naturaleza. El propio milagro de la vida que se abre paso a través de una sencilla legumbre. No se trata de una manualidad que podamos ver realizada en el mismo día, pero seguro que su observación y cuidado, les va a llevar a disfrutar de los valores de la vida nueva que se abre paso ante un mínimo gesto nuestro. Eso sí, ya puedes ir preparándote ante la avalancha de preguntas que, seguramente, se te vendrán encima.

Podemos hacerlo de muchas formas pero una de las más sencillas es utilizar un vaso de cristal de yogur vacío y limpio, un trozo de algodón y dos o tres legumbres: lenteja, alubia o garbanzo.

Humedecemos el algodón y lo colocamos en el vaso de yogur, introducimos en el centro del algodón las legumbres y colocamos el vaso cerca de una ventana. Debe el darle la luz pero no el sol directamente, así evitaremos que el algodón se seque y mantenga su humedad estable. A los dos o tres días ya se puede ver como van salido unos tallos muy curiosos.

Es fácil que a la primera no nos salga, así que habrá que tener un poco de paciencia. El agua es importante, igual hemos puesto mucha, y se han ahogado, o muy poca, y se han secado. Lo ideal es poner un poquito de algodón con solo una legumbre, así es más fácil que germine.

Foto | Foro Fantasías Miguel

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *