28 septiembre 2017 Actualidad, Educación

niño leyendo

Uno de los derechos fundamentales que tienen los niños de todo el mundo es el de la educación. Dependiendo de las normas de cada país, todos los pequeños, llegada una edad, deben asistir a un centro escolar en el que, además de tener contacto con otros niños, también han de recibir la educación necesaria para poder desenvolverse en la vida. Conocer las letras, aprender a leer y escribir, así como tener las nociones básicas de matemáticas, es fundamental para la infancia de nuestro planeta, sea cual sea su procedencia.

De velar por sus intereses se ocupa la Unesco (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), sin embargo las últimas cifras con respecto a la educación de la infancia en todo el mundo, resultan mucho más que preocupantes. Según los datos: 617 millones de menores carecen de los conocimientos básicos en lectura y matemáticas.

África y Asia Central y Sur, las zonas más afectadas

Uno de los objetivos de desarrollo sostenido marcado por las Naciones Unidas, es procurar una enseñanza de calidad a todos los niños del planeta, y que, al menos, sea una enseñanza útil. Es por ello que el conocimiento del lenguaje, aplicado a la lectura y escritura, así como las normas básicas de matemáticas, con su aplicación en el día a día, son fundamentales para conseguir una infancia más preparada en el futuro. Especialmente en aquellas zonas más desfavorecidas.

Precisamente allí es donde se dan las cifras más altas ya que, en la mayoría de los casos, los niños no tienen acceso a la educación, siendo la escolarización un bien común totalmente escaso. Por eso no es extraño que dentro de este triste ranking nos encontremos con África en primer lugar. Allí se encuentran las cifras más elevadas de niños que no llegan a un mínimo de conocimientos, siendo un total de 202 millones, de ellos, nueve de cada diez tienen entre 6 y 14 años. En segundo lugar se encuentra Asia Central y del Sur.

niños estudiando en Africa

Niños escolarizados pero sin los conocimientos básicos

Pero lo más sorprendente de estas cifras, y es lo que a la Unesco le resulta un tanto contradictorio, es que de todo este volumen de niños, más de la mitad están escolarizados. El problema, según esta organización, podría estar en la calidad de la enseñanza y en la incapacidad de mantener a los niños en la escuela, consiguiendo que el absentismo escolar, las malas condiciones para acudir a ella o las nefastas condiciones que ofrecen los gobiernos, sean el impedimento más claro para que se den estos dramáticos resultados.

Vía | El diario
Fotos | Aló magazine y Digireflex

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *