22 octubre 2012 Actualidad, Educación

Un estudio comprueba que solo con media hora más de sueño ya se nota la diferenciaComo todos sabemos dormir es un acto fundamental durante los primeros años de vida y la infancia, es necesario para asegurar el descanso del pequeño además de servirle para procesar todo lo realizado durante el día. Ya se han realizado otros estudios que intentan demostrar más beneficios del sueño, entre ellos uno que afirma que ayuda a prevenir la obesidad.

El último estudio publicado en la revista Pediatrics y llevado a cabo en Quebec por Reut Gruber, el director del laboratorio de conductas de la atención y el sueño del Instituto Douglas de la Universidad de McGill, afirma que tan sólo media hora más de sueño puede influir en el pequeño y su actitud en el colegio.

El estudio se realizó agrupando en dos grupos a 34 niños de entre siete y once años. En un grupo se les restringió el sueño en media hora, mientras que en el otro se amplió el horario de descanso también en media hora. De esta manera un grupo dormiría casi una hora menos que el otro. Este proceso se mantuvo durante cinco días consecutivos. Durante este periodo los profesores procedieron a puntuar el nivel de atención, capacidad emocional, inquietud e impulsividad.

Los resultados de las puntuaciones demostraron que los niños que habían dormido más estaban más atentos y alertas además de presentar una mejor conducta física y emocional. Todos los niños del estudio dormían nueve horas habitualmente por lo que en realidad el grupo al que se le restringió el sueño pasó a dormir ocho horas. El mínimo establecido para los niños tendría que ser de nueve horas a partir de los cinco o seis años. Esto nos demuestra que hay que proporcionarles una rutina y dejarles dormir cuanto más mejor.

Vía | Medlineplus
Foto | Flickr-Plasticinaa

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *