6 marzo 2017 Educación

Un eficaz método que garantiza la autonomia en los niños

Kumon es un método que intenta incentivar a los pequeños a tener cierto grado de autonomía en los estudios, para ello se fortalece el potencial del aprendizaje de cada uno de ellos. Es un método que se enfoca en el proceso con cierto grade de planificación e individualizando a cada alumno.

El método Kumon ha sido creado por un padre y profesor de matemática que sentía que el proceso de aprendizaje de su hijo no era el correcto, así pensó en una opción que tenga el fin de estimular a los niños a que disfruten de aprender y a mejorar el autoestima.

Lo diferente de este método es que no se quiere que el niño pueda resolver los problemas con el materia propuesto ya que este material podría estar estructurado y no pensar en cada niño en particular. Es usado por niños de todas las edades, la manera de seguirlo es simple.

El niño estudiará leyendo, reflexionando y resolviendo su material de estudio teniendo presente el propio esfuerzo.

Para Kumon los niños deberán estudiar, no en base a su edad, sino en base a su capacidad, pudiendo avanzar un poco más allá de los contenidos dado según el grado escolar. Así podrá desarrollar su capacidad al máximo de maniera gradual y sin presiones extras. Al no sentirse presionado comenzará a adquirir placer de aprender y seguridad de sí mismo.

El niño estudiará leyendo, reflexionando y resolviendo su material de estudio teniendo presente el propio esfuerzo, avanzando a medida esté listo. Como llega solo a las respuestas se incentivará la capacidad de buscar nuevos desafíos.

En el método se usan ejercicios que están estructurados para que al comienzo resulte fácil y a medida se va avanzando se irá incrementando el grado de dificultad, el progreso será escalonado. Se estimulará a que los niños resuelvan los ejercicios solos, reflexionando y pensando sobre ellos empleando los conocimientos que ya tengan adquiridos.

En este método se tiene que contar con la figura del orientador. El papel de este orientador será descubrir en cada niño lo que puede hacer y expandir su máximo potencia. Se encargará de observar las habilidades académicas, analizará su personalidad y los sentimientos que tienen para brindarle al estudio. Estimulando siempre su autonomía y la capacidad de aprendizaje individual.

El éxito del método se basa en una triángulo que se forma entre los profesores, los padres y los alumnos, los padres tendrán que cumplir dos tareas muy importantes, por un lado serán los encargados de calificar los ejercicios que harán los niños cada día en la casa, estas correcciones les llevarán poco tiempo ya que los profesores les brindarán los libros correctores para que solo se pueda hacer en unos minutos al día Además, serán los encargados de motivar a los pequeños para que se esfuercen todos los días.

Vía | Kumonla
Foto | Pixabay – Pexel

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *