12 abril 2017 Psicología

Respetar su temor y buscar juntos una solución

Son muchas las cosas que pueden generar miedo en los pequeños, entre ellos encontramos a los payasos. Las causas de estos temores son variadas, lo importante es que sepamos que es algo normal y, para poder superar la situación, el apoyo y la comprensión de los padres son necesarios.

El día de hoy hablaremos en profundidad acerca del miedo a los payasos, este miedo es conocido como coulrofobia y se puede dar en diferentes niveles. Algunos niños pueden llegar a tener un miedo extremo (en estos casos podríamos estar frente a una fobia), mientras que en otros casos el miedo es más normal, más enfocado a lo desconocido.

Si los niños son pequeños podrían tener distintas reacciones ante estos particulares personajes, llenos de color, algunos pueden disfrutar su presencia y otros pueden comenzar a llorar acompañando su angustia con con gritos.

La solución se encuentre pensando en el amor, apoyo incondicional y el respeto.

Otros pequeños tratarán de correr lejos de ellos, otros se sentirán paralizados y otros demostrarán su temor enojándose y pidiéndole que se vaya. Sin importar la reacción que tenga el pequeño será importante tomar una intervención, así no estaremos preocupados cuando vayan a algún cumpleaños por la presencia de los payasos.

Generalmente este no llega a ser un problema mayor, no es algo que les vaya a impedir disfrutar un evento con total naturalidad.

Causas del miedo a los payasos

En primer lugar deberemos diferenciar entre un miedo y una fobia. Las causas pueden ser muchas, algunas de ellas pueden vincularse al hecho de forzar al niño a tener contacto con este personaje que no les agrada, en otros casos se puede vincular a haber visto alguna película de terror con ellos como protagonistas.

Independientemente de las causas debemos aceptar que esta situación existe y, no solo tendremos que pensar en las causas, sino que debemos buscar la mejor solución.

Es normal que un niño tenga miedos

Podemos comenzar a hablar con ellos acerca de este miedo, usando un lenguaje simple y claro. Podemos preguntarles como se sienten respecto al tema, además de escucharlos es necesario trasmitirles seguridad.

La paciencia también es necesaria para aprender a escuchar las razones, invitándolos a que juntos podamos encontrar las soluciones o las maneras de superar este miedo, sin subestimar en ningún momento el tema.

Una buena idea podrá ser poner alguna imagen de un payaso en un lugar donde el pequeño la pueda ver a cierta distancia, con el tiempo se podrán ir acostumbrando a la imagen sin que ello le genere temor o agresividad. O leerle algún cuento donde el protagonista sea un payaso que tenga buenos sentimientos. Estas son soluciones simples, seguramente existirán muchas más, pero lo fundamental es que la solución se encuentre pensando en el amor, apoyo incondicional y el respeto en relación a sus sentimientos.

En el caso de que el temor sea profundo podríamos estar frente a una fobia, frente a este situación lo ideal sería pedirle consejo a un profesional, para juntos encontrar la mejor solución al problema.

Vía | Animaciones jajejijoju
Foto | Pixabay – Alexas fotos / Pixabay – Anncaa

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *