18 septiembre 2012 Educación, Opinión

Problemas en la escolarización de niños especiales

Aunque la ley, como el propio sentido común y humano, ampara el derecho de educación pública y gratuita a todos los niños, en la realidad y en el día a día, parece que no se cumplen todas las expectativas. Y es que las familias que tienen hijos con autismo o déficit de atención, la escolarización puede resultar un auténtico calvario.

La mayoría de colegios no están preparados para recibir a niños que necesitan una atención especial. Un refuerzo en el profesorado de apoyo, especialistas que puedan proponer tareas diferentes allá donde las necesitan o una infraestructura distinta en las aulas, son sólo algunas de las muchas dificultades con las que se encuentran estos padres, que saben que están luchando contra el inabarcable Goliath de la Administración.

Aunque los problemas de escolarización varían según los distintos ámbitos geográficos, no es extraño encontrar centros educativos que rechazan al niño en cuanto empieza a causar “problemas” ya que no pueden asignar a un profesor en exclusiva para él. También existen aquellos otros que sólo se limitan a tenerlo “aparcado” durante las horas de clase, intentando mantenerlo entretenido para que no altere el orden “normal” de la clase.

Sin embargo, desde las altas esferas gubernamentales de Educación, se habla de una gran variedad de medidas que se toman en las escuelas para estos niños: refuerzo de profesores, aulas especiales, servicios médicos para aquellos que necesitan medicarse, educadores especiales… y un buen número más de estupendas soluciones que, por lo visto, sólo se quedan en palabras y promesas vacías.

Así los padres se encuentran totalmente desamparados ante la falta de recursos y voluntad para que estos niños puedan acceder a la escuela, tal y como les ampara la ley. No debemos olvidar que, en España, uno de cada 180 niños, sufre un trastorno como el autismo, hiperactividad o déficit de atención, por lo tanto se trata de un problema social al que hay que atender y escuchar como se merece.

Vía | Autismo Diario
Blog de Farmacia

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *