25 febrero 2012 Actualidad

solo por comer chocolate

Muchas veces las consecuencias de un mal actual llegan muy lejos, llevándose la vida de inocentes, este es el caso al que nos referiremos hoy. En Estados Unidos una pequeña niña de nueve años de edad murió luego de correr por tres horas como castigo por hacerse comido unos chocolates sin autorización.

Una medida con una consecuencia muy alta. Según lo declarado por las autoridades de Alabama, Savannah Hardin perdió su vida: “por cansancio y deshidratación luego de un ejercicio físico desmedido“. El castigo fue impuesto por su madrastra por teléfono pero la abuela se encargo de que se cumpliera al pie de la letra.

El único testigo de esta escena fue Roger Simpson, vecino de la niña, quien señaló: “iba y venía dando la vuelta a mi casa y a la de ella, pero no le di mayor importancia“. Este testigo nunca imaginó como podría llegar a terminar este ridículo castigo.

Las autoridades estiman que la pequeña Savannah de nueve años murió por haber quedado gravemente deshidratada. La niña sufrió una apoplejía y murió días después.

Tanto la abuela como la madre deben afrontar las acusaciones de asesinato, estando actualmente en prisión. Pero la fiscalía cree que la abuela es la mayor responsable ya que ella le dio la orden directa a la niña: “La madre le sugirió el castigo a la abuela por teléfono, no podemos probar que haya querido matar a la niña, en cambio la abuela estaba presente cuando Savannah corría hasta la muerte“.

Luego de correr por muchas horas Savannah sufrió un ataque y no respondió, en ese momento su madrastra, Jessica Mae Hardin, llamó a la policía. Las autoridades se encuentran investigando si la orden fue dada verbalmente o además fue forzada a correr por castigo físico.

Cual fue el hecho tan grave por el cual le pusieron la mortal penitencia, simplemente comer unos chocolates. Creo que muchos padres deben mediar a la hora de establecer sus castigos, una cosa es poner un límite otra cosa es poner en riesgo la vida de un niño.

Vía | Clarín
Foto | Flickr – Paxon Reyes

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *