12 julio 2015 Entretenimiento

cosmocaixa barcelona

Ya hemos visto como los museos han ido adaptándose a las necesidades lúdicas y educativas de nuestros niños, de esta forma han dejado de ser edificios herméticos y obsoletos, para convertirse en auténticos centros de ocio y diversión para los más pequeños, así que no nos debe dar miedo acudir a sus instalaciones, especialmente cuando están dedicados a ellos.

Este es el caso del que nos ofrece CosmoCaixa dentro de su obra social. Un museo dedicado a la ciencia que programa multitud de actividades para los peques a lo largo de todo el año, de esta forma, al mismo tiempo que aprenden y sacian su curiosidad sobre el mundo de la ciencia, también se divierten a través de la interacción o la manipulación directa. Porque no hay nada mejor como la experiencia de uno mismo para conseguir descubrir los grandes misterios del universo.

Este museo está dividido en distintos espacios que resultan especialmente atractivos para toda la familia, algunos de ellos son:

  • El Bosque Inundado. Se trata de un espacio muy especial en el que se reproduce la selva amazónica y que podemos disfrutar desde tres puntos de vista diferentes: a ras de agua, debajo del agua y bajo tierra. Así podemos disfrutar de las especies de plantas y animales que se encuentran en esta zona tan importante del planeta. Otra sorpresa es cuando nos sorprenden las lluvias típicas de ese clima.
  • Toca-Toca. Son actividades programadas y guiadas por monitores en las que los niños conocerán y podrán tocar a una serie de animales exóticos como serpientes, gusanos gigantes, arañas…Entrar en contacto con la Naturaleza desde su misma experimentación.
  • Planetario Burbuja. Más actividades infantiles pero en esta ocasión para conocer el Universo y todos los componentes que lo conforman: planetas, estrellas, constelaciones…
  • Flash y Clik. A través de juegos y experimentos se les incentiva la curiosidad por la ciencia. Los seres vivos, la electricidad o las nuevas tecnologías tienen aquí su espacio de diversión.
  • La Sala de la Materia. Un espacio dividido en otras salas en las que se observa la evolución de la materia y que los niños aprenderán a través de la propia experimentación, pudiendo analizar diferentes teorías científicas.
  • La Ciencia al aire libre. Gracias a un extenso espacio exterior y a través de distintas esculturas, los peques podrán seguir disfrutando de la ciencia, descubriéndola por ellos mismos, eso sí, al aire libre y rodeados de naturaleza.

El CosmoCaixa de Barcelona también dispone de un restaurante donde poder disfrutar de un buen menú. Abren todos los días y el precio de la entrada es de 4 euros, los menores de 16 años no pagan. Las actividades infantiles y el planetarium tienen un precio de 4 euros.

Página Oficial | CosmoCaixa Barcelona
Foto | Espanarusa

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Advertise Tweet to 450K People 16 octubre 2015
  2. posicionamiento web 17 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *