18 agosto 2011 Actualidad, Educación

Denuncia a su madre por trabajos forzados
Ha sucedido en Aquisgrán, Alemania. Un niño de 11 años llamó a la policía para denunciar que su madre le obligaba a realizar trabajos forzados. El policía que contestó la llamada le preguntó si sabía lo que son trabajos forzados y que le obligaba a hacer su madre. Según el niño, que dijo saber de lo que hablaba, le hace limpiar la casa y la terraza con lo que se queda sin tiempo libre.

El policía pidió hablar con su madre y esta le contó que el niño está todo el día jugando y cuando llega la hora de recoger se niega y le amenaza con denunciarla por trabajos forzosos, tal como finalmente hizo. El menor está de vacaciones y por lo que dice su madre tan solo tiene que encargarse de lo que él mismo descoloca.

La noticia sería una anécdota si no fuera por el trasfondo. Quizá no sea así pero creo que en este caso es la madre quien dice la verdad. Parece que no es sólo en España donde los padres han perdido autoridad por una política excesivamente invasora de la intimidad familiar. El niño sabe que puede denunciar a su madre, lo que no ha sabido es mentir lo suficiente para que le crean y la policía intervenga.

No sólo hay falta de disciplina, además da miedo aplicarla porque un hijo rebelde puede utilizarlo para denunciarte. Y lo peor es que pueden darle la razón. Pero, ¿qué menos que con 11 años e incluso mucho antes, el niño se responsabilice de sus cosas? Y, ¿qué lleva al niño a pensar que la policía le dará la razón? Pues justo eso, la confusión entre el respeto por el niño y el libertinaje.

Una pena.

Vía | 20 Minutos
Foto | Flickr-courosa

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *