8 septiembre 2015 Actualidad, Otros

mentiras infantiles y memoria

Hay un refrán que dice que “para saber mentir hay que tener muy buena memoria”, y bien es cierto. Al menos ahora ya se ha demostrado de forma científica después de haber estudiado a niños de 6 y 7 años a los que se les había pedido que no hicieran algo que, al final, acabaron por hacer. Y esto nos lleva a otro pensamiento, “siempre lo prohibido apetece mucho más”.

El experimento consistía en encerrar a un niño dentro de una habitación y vigilarle con una cámara. Se le pidió que no mirara la respuesta de la pregunta del Trivial que tenían en la mesa. Sobra decir que, la gran mayoría, estaban encantados con hacerlo, a pesar de que se les prohibió. Pero ¿cómo reaccionaron los niños al ser preguntados? Mintiendo, pero ¿mintieron todos por igual?

Durante el experimento, los expertos de las universidades de Sheffield y Florida, de Estados Unidos, midieron dos elementos: la memoria visual-espacial y la memoria verbal. La memoria visual-espacial es el número de imágenes que un ser humano puede recordar al mismo tiempo. La memoria verbal es el número de palabras que memoriza.

Y precisamente fueron estos últimos los que demostraron ser los mejores mentirosos,por lo que se demuestra que la memoria verbal está íntimamente ligada a una buena ejecución de la mentira. Esto se debe a que para ejecutar una buena mentira se necesita de una buena capacidad verbal, mucha información para encubrir las mentiras.

Según la doctora Elena Hoicka, una de las directoras de este estudio, al menos los padres de los niños mentirosos podrán sentirse más aliviados sabiendo que son son buenos en memoria verbal.

Mientras que los padres, por lo general, no están demasiado orgullosos cuando sus hijos mienten, puede no molestarles tanto descubrir que cuando sus hijos están mintiendo así, significa que se están convirtiendo en mejores pensadores y teniendo buenas habilidades de memoria.

Vía | Te interesa
Foto | Pixabay – Pezibear

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *