20 abril 2014 Entretenimiento, Otros

Barret Oliver

Ya hemos visto como los niños en Hollywood toman un protagonismo especial. Pero no todos aquellos que triunfaron en la gran pantalla, generalmente con producciones especialmente espectaculares, han seguido el mismo camino. Algunos se han consolidado como grandes actores, otros han acabado con un triste final debido al exceso de fama y otros, como es el caso que hoy os presentamos, ha decidido seguir por otros derroteros, eso sí, siempre sin apartarse del mundo artístico.

Barret Spencer Oliver nació en Los Ángeles, Estados Unidos, en 1973. En su época fue considerado como uno de los actores jóvenes más importantes de Hollywood, aunque su triunfo le vino por interpretar al niño Bastian en la película “La Historia Interminable”, versión cinematográfica del libro de Michael Ende, dirigida por Wolfgang Petersen.

La carrera interpretativa de Barret Oliver empezó cuando tenía 9 años con un pequeño papel en la serie de televisión “El Coche Fantástico”, a partir de ahí, y casi entrando por la puerta grande, fue elegido para interpretar la que ha sido, sin lugar a dudas, su gran obra: “La Historia Interminable”, una película de fantasía en la que interpreta a un niño tímido cuya pasión por la literatura le lleva a vivir emocionantes e increíbles aventuras.

Después de aquel gran papel protagonista, volvió a la gran pantalla haciendo otros papeles más sencillos como fueron sus intervenciones en la saga “Cocoon” o en un cortometraje, dirigido por Tim Burton para Disney titulado “Frankenweenie”. La última película en la que participó fue “Escenas de la lucha de clases en Beverly Hills” cuando tenía 16 años.

En la actualidad, Barret Oliver, es un afamado fotógrafo de Los Ángeles donde expone sus colecciones, además se ha convertido en un reputado docente de esta técnica artística.

Vía | Wikipedia
Foto | Séptimo Sello

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *