19 mayo 2013 Entretenimiento, Otros

Niños cine: Drew Barrymore

Si hay una niña en Hollywood que ya nació con el destino impuesto de ser triunfadora, esa es Drew Barrymore. Descendiente, por parte paterna, de una larga tradición familiar dedicada al mundo del cine, no en vano su abuelo, John Barrymore, fue uno de los actores más importantes de Hollywood de la década de los treinta. Así que antes de que cumpliera los dos años, la pequeña Drew ya era habitual en los castings para hacer televisión, consiguiendo hacer publicidad siendo, todavía un bebé.

Pero su primera interpretación “formal” fue en algunas series para la televisión a los dos años. Así creció en glamour y simpatía por lo que a los cuatro años le valió su primer papel cinematográfico interpretando a la hija de William Hurt en la película “Un viaje alucinante (al fondo de la mente)”. Aunque lo más importante de la pequeña Drew estaba todavía por llegar, para bien o para mal.

Aunque con seis años hizo una prueba para “Poltergeist” que no superó, fue al año siguiente cuando consiguió su gran éxito en la gran pantalla, siendo la cándida niña que encontró al inolvidable E.T. en un armario. A partir de entonces se convirtió en una estrella mediática que brillaba por sí misma. Lamentablemente, como suele pasar en tantos casos, cayó en excesos y abusos que le obligaron a retirarse durante mucho tiempo.

Pero, gracias a la fuerza de voluntad, a la medicina y al apoyo de los más cercanos, Drew ha vuelto a la gran pantalla protagonizando, dirigiendo y produciendo estupendas películas que la mantienen, hoy en día, como una de las actrices punteras de Hollywood.

Vía | Wikipedia
Foto | Cineplex

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *