15 febrero 2015 Entretenimiento, Otros

cine joseph mazzello

La industria del cine es, sin duda, una ventana magnánima para convertir a seres anónimos en auténticas estrellas. De esta forma son capaces de llegar a todo el mundo, convirtiéndose en auténticos ídolos de masas que consiguen cautivar a espectadores de todas las edades. Y precisamente si hablamos de impactar y enamorar a través de la gran pantalla, los niños son los que más consiguen este efecto.

Nuestra lista de pequeños ídolos cinematográficos se está alargando. Algunos de ellos han logrado perdurar a través del tiempo, consiguiendo asentar sus carreras. Otros tuvieron una vida tortuosa y un final trágico. Y otros prefirieron abandonar la carrera del estrellato para dedicarse a otros menesteres. Entre los que aún siguen buscándose la vida en el mundo de la interpretación nos encontramos con Joseph Mazzello.

Joseph Mazzello nació en Rhinebeck, Nueva York, en 1983. Su padre es propietario de una escuela de artes escénicas en Hyde Park, por lo tanto parece que el destino casi estaba escrito para este niño que se crió rodeado de artistas e intérpretes por todos lados. Pero no sería hasta la edad de siete años cuando pudiera demostrar sus grandes dotes artísticas en el cine con un pequeño papel en “Presunto inocente”.

A partir de ese momento las puertas de Hollywood ya estaban abiertas. “La fuerza de la ilusión” y “Ese hombre es para mí”, fueron las siguientes. Pero sería a la edad de diez años cuando le llegó su gran oportunidad y de la mano de uno de los grandes del cine: Steven Spielberg, que lo reclutó para su película “Jurasic Park”. Ese mismo año también intervino en “Tierras de penumbra”. A partir de ese momento su carrera fue consolidándose con otras películas como: “Río salvaje”, “Tres deseos”, “Simon Birch” o “Mamá a la fuerza”, entre otras muchas.

Vía | Wikipedia
Foto | Pixhark

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *