13 enero 2018 Actualidad, Alimentación

Niña comiendo pescado

Sabemos que una buena alimentación es fundamental para mantener sanos a nuestros niños. Las verduras, las frutas, las carnes y los pescados son necesarios para que su organismo reciba todo el aporte de vitaminas, minerales y nutrientes necesarios para un óptimo desarrollo. Cada grupo de alimentos, en su justa medida, aporta una serie de ventajas vitales para que nuestros niños crezcan llenos de salud y fortaleza, no solo física sino también intelectual.

Sin embargo, uno de los menos demandados y que más les cuesta asimilar a nuestros niños es el pescado. Además de los múltiples beneficios que se conocen, una nueva investigación ha venido a demostrar que aquellos niños que toman pescado, al menos una vez a la semana, tienen un cociente intelectual más alto y, además, duermen mejor.

Ventajas en la inteligencia y el sueño con solo tomar una vez a la semana

Si alguien ponía en duda los beneficios que ofrece el pescado en nuestra alimentación, y mucho más en la de los niños, una investigación realizada en la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, ha venido a constatarlos. Un mejor descanso en el sueño y hasta cuatro puntos más de cociente intelectual, son las nuevas ventajas que nos ofrece tomar este alimento aunque sólo sea un día a la semana.

Este hallazgo, que se ha publicado en la revista “Scientifics Reports”, se ha conseguido gracias a la colaboración de 541 niños, habitantes de China, con edades comprendidas entre los 9 y los 11 años. La prueba consistía en rellenar un formulario para comprobar la cantidad de pescado que tomaban y la frecuencia con la que lo hacían a lo largo de todo un mes. Al mismo tiempo se les midió el cociente intelectual mediante distintas pruebas y habilidades.

Otra prueba aparte fue la realizada a los padres en la que se les preguntaba sobre el tiempo de descanso y sueño de sus hijos, valorando el tiempo que dormían durante la noche, la calidad del sueño o si se despertaban a lo largo de ese periodo o presentaban somnolencia a lo largo del día. Para que el estudio fuera totalmente completo se tuvo en cuenta la educación de los padres, su situación laboral, el estado civil o el número de hijos en el hogar.

niño durmiendo

Los ácidos grasos Omega-3 son los que aportan los beneficios

Al cotejar todos los datos se comprobó, con cierta sorpresa, que aquellos niños que comían pescado todas las semanas, tenían un cociente intelectual 4,8 puntos más elevados que aquellos que no tomaban nunca o lo hacían de vez en cuando. Además, también se asoció a menos alteraciones en el sueño de los niños.

Al parecer el culpable, de estas ventajas, serían los ácidos grasos Omega-3 que tan presentes están en los pescados. Estas grasas ya han demostrado ser altamente eficaces en la inteligencia infantil y, también, participan en los comportamientos antisociales de los pequeños, muchos de ellos provocados por la falta de un eficaz descanso. Aunque ya se sabía de sus beneficios, en esta ocasión se ha podido demostrar en conjunto, logrando que se convierta en uno de los alimentos más importantes para el desarrollo infantil.

Vía | Frontera
Fotos | About Islam y La cocina de las ideas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *