18 septiembre 2017 Salud

Niña revisando su visión

Ya han finalizado las vacaciones de verano y todos hemos vuelto a nuestra rutina. Los papás al trabajo y los niños al cole. Aunque el tiempo del verano y el ocio nos ha aportado descanso y mucha diversión, también es importante no olvidar que el sol, la playa, el cloro de las piscinas o la arena, nos han producido algún que otro desgaste que es necesario aliviar.

Hace unos días vimos como es recomendable que, con la vuelta al cole y tras el verano, revisemos los oídos de nuestros niños, hoy además vamos a incidir en otro órgano fundamental: los ojos. ¿Sabías que la mitad de los niños que necesitan gafas no lo saben? Una revisión a tiempo puede salvarle de muchos problemas posteriores, sobre todo relacionados con el rendimiento en la escuela.

Tres de cada cuatro niños no se ha revisado la vista en la vuelta al cole

Según el Colegio de Ópticos Optometristas de la Comunitat Valenciana, tres de cada cuatro niños de esta comunidad no se ha realizado una revisión óptica antes de la vuelta al cole. Esta cifra podría ser extrapolada al resto de nuestro país donde la salud visual infantil parece estar olvidada.

Según las cifras que se manejan, el 30 por ciento de los casos de fracaso escolar en nuestro país, se deben a problemas relacionados con la vista de los niños. Estos problemas no son fáciles de detectar y sólo se pone remedio cuando la deficiencia es más que evidente. Algo que podríamos solucionar si se realizaran revisiones periódicas, a fin de atajar el problema y tenerlo debidamente controlado.

Precisamente la vuelta al cole, y tras el “desgaste” del verano, puede ser un buen momento para revisar la vista a nuestros niños. De este modo vamos a asegurarnos que están totalmente preparados para poder captar toda la atención, estudiar con comodidad y seguir con buen ritmo las clases.

niña con gafas

Estar atentos a los cambios de visión de los niños

Tanto los padres como los profesores deben estar atentos a los cambios que experimenten los niños en cuanto a su visión. Lo más fácil sería que fuera el mismo niño el que indicara estos cambios, pero como no suele ser así, tendremos que comprobar ciertas señales: si guiña los ojos con frecuencia, gira la cabeza y el cuello para enfocar de lejos o cerca, si cambia palabras o números al copiar de la pizarra, si se queja de dolor de cabeza o si se acerca demasiado al libro a la hora de leer.

En estos problemas de visión, también ha influido mucho las últimas tecnologías y el excesivo tiempo que pasan los niños frente a las pantallas como el ordenador o las tablets. De hecho, según las previsiones, en el 2020 el 33 por ciento de los adolescentes serán miopes.

Vía | Alicante plaza
Fotos | Clínica Baviera y Family optik

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Eva

    Debería ser obligatorio llevarlos a revisión cuando empiezan el colegio. Yo llevé a la mía a primeros de mes (tres añitos) porque iba a empezar el cole y me parecía importante. No pensé que pudiera tener nada, no notábamos nada raro. Pues le encontraron hipermetropía, astigmatismo y un ojo vago nada menos, ve menos que un topo la pobre, casi siete dioptrías, gafas de culo de botella. Gracias a la revisión ya ha empezado el colegio con sus gafas y de momento también parche, no quiero ni pensar que se nos hubiera pasado hacer esa revisión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *