28 septiembre 2016 Salud

bañarse a diario

Una de las experiencias más tempranas que reciben nuestros niños, nada más nacer, es la de entrar en contacto con el baño. Después de encontrarse nueve meses flotando en ese placentero océano que le ofrece mamá, es necesario que nuestros peques sigan teniendo un contacto directo con el agua. Pero, si bien el baño es importante para los seres humanos, con el fin de mantenernos aseados y limpios, ¿crees que es necesario hacerlo a diario?

Para algunos dermatólogos es innecesario que nuestros niños, al menos hasta los 11 años, sean bañados a diario. Esta teoría, que ha sido defendida por el doctor Robert Sidbury, responsable de pediatría y dermatología en la Universidad de Whasington, en Sant Louis, Estados Unidos, ha encontrado aliados en todo el mundo, que opinan que bañar a nuestros hijos todos los días no parece ser tan bueno como creíamos.

Con dos o tres baños a la semana es suficiente

Según el profesor Sidbury, los niños de entre 6 y 11 años, están bien limpios con sólo dos o tres baños a la semana. Sólo en ocasiones especiales sería necesario que se añadiera algún baño más, sobre todo si hemos ido al campo y se han ensuciado con tierra o barro, si se han bañado en la playa o en algún lago o, por supuesto, si presentan algún tipo de problema de excesiva sudoración o alguna dermatitis que así lo requiera.

La causa de no ser demasiado recomendable el baño diario en los niños, es la destrucción paulatina de esa capa protectora de nuestra piel que, con los productos químicos que llevan los jabones y geles, se va debilitando. Además, también según su opinión, es necesario que la piel de los niños entre en contacto con esos gérmenes que van a ayudarles a crear una protección más fuerte frente a las bacterias, haciendo que su sistema inmunológico se refuerce.

lavandose el pelo

Lavarse el pelo, incluso, con menos frecuencia

El tema de la higiene capilar es otro tema que no difiere mucho de la corporal. No en vano, y siempre según las teorías de este dermatólogo, lavar el pelo a los niños es suficiente con una o dos veces a la semana, siempre salvando esas circunstancias especiales (playa, barro, campo o exceso de grasa). Esta frecuencia descendería, incluso más, para aquellos niños que tienen el pelo muy seco o muy rizado, como es el caso de los niños, generalmente, negros.

En cuanto a los acondicionadores capilares no son necesarios para los niños, sólo pueden ser útiles en aquellos que tienen el cabello muy reseco o dañado, pero nunca se debe aplicar en el cuero cabelludo, sólo en el propio pelo o en las puntas.

Vía | Medline Plus
Fotos | Pixabay – Val14 y Fun4us

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *