11 febrero 2014 Entretenimiento, Salud

Niños sevillanos en el hospital

Bastante doloroso resulta que los niños, por unas u otras causas, tengan que ser ingresados en los hospitales. Sacarles de su ambiente habitual, de su casa y amigos, es uno de los golpes más tristes que puede recibir aquel niño enfermo que necesita de cuidados constantes y especializados. Por eso los centros sanitarios, cada vez más sensibles con las necesidades de los pequeños, intentan ofrecer espacios, actividades y juegos para que su estancia, más allá del propio drama de la enfermedad, se convierta en una reconfortante experiencia.

Es por ello que cada vez que nos llegan noticias de este tipo de actividades, nos sentimos obligados a hacernos eco, especialmente porque sabemos que en ellas no solo va la diversión o el aprendizaje, si no también un gesto solidario con el que dar alegría a estos niños. Y esto es lo que ha sucedido en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla donde ahora, además, pueden aprender historia de una manera muy sencilla y muy divertida.

La idea ha surgido de los “Amigos del Museo Arqueológico” que han creado un programa de actividades a las que han puesto el título de “El Museo en Pijama”, de esta forma los niños que se encuentren ingresados en este hospital van a poder disfrutar de una divertida actuación en la que conocer mucho más sobre su historia, con actividades para compartir y momentos mágicos en los que olvidarse del trance que están pasando.

Así nos encontramos con un grupo de voluntarios que ofrecen sus conocimientos, de forma altruista y sin ánimo de lucro, de una manera original y muy simpática ya que no solo se enfoca como actividad educativa si no también como una forma de ocio en la que entender que la historia, no siempre, es ese “rollo monumental” que nos cuentan algunos libros.

Vía | Sevilla Actualidad

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *