19 abril 2011 Actualidad, Salud

Los niños sordos necesitan algo más que un implante coclear
Rafael Santana, pedagogo y logopeda, ha explicado en una entrevista concedida a Efe, que los niños con sordera profunda bilateral se benefician considerablemente de la tecnología. Se refiere a los implantes cocleares que permiten a los niños un desarrollo prelingüístico bueno y la normalización respecto a sus pares oyentes.

Pero, según Santana, no son suficientes para que estos niños adquieran el lenguaje oral como el del resto de niños. La implicación familiar juega un importante papel en el desarrollo. Afianza sus palabras sobre un estudio realizado con 11 niños con implante coclear realizado por el profesor Ignacio Moreno-Torres Sánchez y Santiago Torres Monreal, ambos de la Universidad de Málaga. Tratan, además de evaluar los hitos que marcan el desarrollo del niño sordo con implante, ver el papel que juega el entorno socio-familiar en dicho desarrollo.

El pedagogo reconoce que la muestra es pequeña y el estudio, subvencionado por la Junta de Andalucía, está inconcluso. Sin embargo ya se ha visto que los niños con mejor desarrollo prelingüístico óptimo, son aquellos que cuentan con una implicación familiar más alta. Esto lleva a deducir, según Santana, que “la tecnología es muy importante, incluso imprescindible, pero no suficiente si se quiere un resultado máximo como es el que los niños con sordera profunda prelocutiva (anterior a la manifestación natural del habla), se igualen a los oyentes en el menor tiempo posible para tener un desarrollo y una escolarización normalizada”.

Asi, todos los niños con implante coclear tendrían los mismos avances en la percepción y el aumento en la intensidad de las primeras vocalizaciones. A los 4 o 6 meses de usar el implante, los niños independientemente de todo lo demás, muestran avances en producción de sílabas. Sin embargo, en la producción de primeras palabras aparecen las diferencias entre los niños, ya que parece depender en gran medida del grado de estimulación recibida.

Los pequeños que participan en el estudio son cinco del Hospital Universitario Materno Infantil de Gran Canaria y seis del Hospital Clínico San Cecilio de Granada. Todos ellos han nacido con sordera profunda, y han recibido un implante coclear uni o bilateral a una edad media de 15 meses.

Vía | ABC
Foto | Flickr-www.retratochile.cl

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Manu Tenorio ofrece un concierto benéfico en el Día Internacional del Sordo 25 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *