9 febrero 2016 Crecimiento

Un problema más habitual de lo que pensamos

La anemia puede afectar a los pequeños mucho más de lo que pensamos, por eso si notas que tu pequeño está más pálido, apático o se cansa con mayor frecuencia de lo habitual debes prestar atención ya que se podría estar frente a un caso de anemia. Hoy te daremos algunos consejos para que puedas evitarla.

En la actualidad se sabe, por la Organización Mundial de la Salud, que la anemia afecta casi a un 48 por ciento de los niños que están en edad preescolar. Entre los síntomas más evidentes se encuentra la somnolencia, apatía y el cansancio.

En primer lugar te diremos qué es la anemia. Los glóbulos rojos, se encargan de llevar el oxígeno a la sangre, esto lo realizan gracias a sustancias como la hemoglobina, una proteína rica en hierro. Para contar con la cantidad suficiente de hemoglobina el cuerpo necesita tener los depósitos de hierro completos, su ausencia es un problema muy frecuente. Esto es conocido como anemia. Resumiendo, la anemia es la disminución de la cantidad de hemoglobina o hematíes respecto a los varones normales para el sexo y la edad.

La anemia se puede dividir en diferentes tipos, según su origen. Puede ser provocada por el incremento de la pérdida de hierro (por lo general por hemorragias internas del aparato digestivo), anemias hemolíticas (generadas cuando el cuerpo autodestruye los glóbulos rojos), por escasa producción (por problemas en la médula osea o por deficiencias nutricionales).

Según el Doctor Hernández Flores, hematólogo pediátrico del Hospital Sur Quironsalud de Alcorcón, Madrid: “La anemia puede presentarse, según su etiología, por cualquiera de estas patologías mencionadas anteriormente. Un lactante menor de seis meses también puede presentar anemia por deficiencia de hierro si sus reservas de este mineral al nacer son bajas, como en el caso de prematuros o por la existencia de hemorragias internas, entre otras causas”.

Vía | WebConsultas
Foto | Flickr – Municipalidad de Miraflores

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *