12 julio 2011 Educación

Los deberes en verano
Las vacaciones de verano son una etapa positiva y necesaria no sólo para los adultos sino también para los niños que durante el año acumulan más estrés del que parece a simple vista. El verano es buen momento para vivir al margen de los horarios, o al menos, para poder tener una mayor flexibilidad y disfrutar desde la libertad.

La psicóloga Jessica Sosa afirma que los niños deben disfrutar de las vacaciones de verano incluso aunque no hayan tenido los resultados académicos esperados. ¿Qué se debe hacer en ese caso? Pues sencillamente, analizar qué es lo que ha podido pasar para poder afrontar el próximo curso de una forma más optimista y esperanzadora. La experta explica: “Lo importante es que exista un espacio para que los niños y adolescentes descansen y no es conveniente recargarlos con estudios“.


El verano es tan largo que algunos niños pueden llegar incluso a aburrirse en ciertos momentos. Por ello, la labor de los padres puede implicar proponer nuevas actividades a los peques con las que disfrutar de una forma diferente: ver la televisión, ir al cine, organizar una excursión, escribir una redacción, ir al planetario, visitar una exposición de pintura, hacer turismo por la ciudad… Del mismo modo, en casa es posible jugar en familia a algún juego de mesa tan tradicional como el parchís. Todavía falta mucho tiempo para ello, pero al final del verano, es importante volver a recuperar los horarios habituales del curso escolar para que no suponga tanto esfuerzo para los niños. Por otra parte, también es positivo que los padres conozcan a los amigos de sus hijos y sepan en qué lugares suelen estar para mayor seguridad.

Más información | Noticias 123
Foto | Oswaldo Karam Macia

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *