6 agosto 2014 Entretenimiento

Los videojuegos deben usarse con moderación

Un nuevo trabajo científico ha demostrado que el uso moderado de los videojuegos son buenos para mantener la salud mental de los niños saludable, además de permitir una mejor sociabilización. Pero en el caso de que se usen en exceso pueden generar conductas desordenadas. Por eso, como todo en la vida, debe mantenerse un equilibrio para que la diversión no se convierta en un problema.

La investigación, concretamente, señala que jugar menos de una hora al día es bueno, pero superar las tres horas provoca una mala adaptación. Los niños que jugaron de una a tres horas no presentaron efectos negativos, pero tampoco presentaron efectos positivos.

El trabajo fue realizado por la Universidad de Oxford y en él se analizaron la conducta de 5 mil jóvenes a partir de 10 años de edad, a ellos se les preguntaba la cantidad de horas al día que le dedicaban a los videojuegos. Además se analizaron los niveles de hiperactividad, la falta de atención y el vínculo que tenían con sus compañeros y amigos.

Como conclusión se supo que tres de cada cuatro niños británicos jugaban a los videojuegos a diario y que los que pasan más de la mitad del tiempo libre jugando parecen estar menos adaptados a su vida. Esto podría ser consecuencia que no tienen el tiempo necesario para realizar otras actividades como jugar con sus compañeros, pasar tiempo en familia o disfrutar del aire libre.

Pero no todo es malo, los videojuegos tienen su parte positiva si son usados moderadamente. Quienes juegan sólo una hora al día presentaron niveles más altos de sociabilización y se mostraban más contentos con sus vidas.

Vía | Pediatrics
Foto | Flickr – Arsgames Videojuegos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *