28 abril 2010 Actualidad, Psicología, Salud

Los pediatras se preparan para detectar y actuar ante los malos tratos
Detectar el maltrato infantil no siempre resulta fácil para los médicos. Se calcula que entre el 15 y el 18 por ciento de nuestros niños sufren maltrato y de ellos tan sólo se detecta entre un diez y un veinte por ciento de los casos. Por tipo, la negligencia, es decir, no cubrir las necesidades básicas del pequeño, es el más frecuente, en un 50 por ciento de los casos. Después se encuentra el maltrato psíquico y físico con un 27 por ciento cada uno y el sexual que afecta al 6 por ciento de los niños maltratados.

Una iniciativa de Laboratorios Ferrer, consistente en 30 cursos de formación impartidos por y para pediatras, pretende preparar a 700 especialistas para que puedan detectar, tratar e incluso declarar en un tribunal en caso de malos tratos infantiles. Jordi Pou, Jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Sant Joan de Deu es el coordinador de los cursos y autor principal del manual con el que trabajarán “El Pediatra y el Maltrato Infantil”. Ha explicado que, “que la mayoría de los pediatras se van a encontrar a lo largo de su vida profesional con algún caso de abusos. Este profesional es el mejor situado para intervenir en un caso de maltrato infantil. Nuestro deber es conocer esta patología, sus síntomas, manifestaciones, los pasos del proceso del diagnóstico… Se trata de que en la lista posible de enfermedades que tiene el pediatra en la cabeza antes de hacer un diagnóstico también figure el maltrato“.

Los pediatras recuerdan que su obligación no es sólo notificar los casos confirmados, también aquellos de los que sospechan o hay riesgo para el menor por su situación sociofamiliar. Consideran que debe ser un trabajo coordinado entre los profesionales sanitarios, los educadores y la propia familia. Piden que se creen registros unificados de malos tratos infantiles, para poder tomar medidas conjuntas. Hay muchos niños maltratados a los que las familias cambian continuamente de ciudad para que no se detecten, con ese registro sería más fácil controlarlo.

Pou recalca que, “los protocolos para la protección del menor para los servicios sanitarios y sociales están funcionando adecuadamente en todo el territorio español”.

Vía | El Mundo
Foto | Ergon

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *