19 agosto 2015 Alimentación, Salud

Una preocupante delgadez

Una investigación ha señalado que a partir de los 8 años de edad los pequeños comienzan a obsesionarse con la delgadez, un dato más que preocupante. Uno de los motivos es que los niños escuchan a lo largo de su vida tantos comentarios acerca de las dietas que los incorporan sin saberlos interpretar.

En el trabajo se supo que dos de cada cinco niños de 8 a 11 años de edad desearían estar más delgados, mientras que a partir de los 10 años está dispuesto a tomar medidas para controlar su peso. Esto sucede incluso en los niños que ya tenían un peso más bajo de lo adecuado.

En trabajos que se realizaron anteriormente por la Escuela de Medicina de Harvard se había concluido que los niños cuyas madres vivían pendiente de su peso estaban más insatisfechos por su aspecto físico. En este nuevo trabajo se pudo observar que más del 50 por ciento de los menores eran hijos de mujeres que estaban pendiente de la cantidad de comida que se ingería. Por esa razón los profesionales le dan mucha importancia y advierten a los padres acerca de tener un mayor cuidado respecto a las dietas que llevan a cabo y a las declaraciones que hacen respecto a la comida.

Los miembros de un grupo australiano que trabaja con personas con trastornos alimentarios (Fundación Mariposa) consideran que los padres cumplen un papel muy importante a la hora de construir el autoestima de los niños. Nadie puede negar que estamos viviendo en una sociedad que está obsesionada por la imagen, y que es normal que se hable sobre dietas y sobre rutinas de ejercicio, temas que no siempre son interpretados de forma correcta.

Vía | Web Consultas
Foto | Flickr – Fermin Grodira

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *