18 febrero 2010 Actualidad, Crecimiento, Educación

Los peques berlineses ya pueden hacer ruido
Los niños pueden ser muy ruidosos, no se puede negar. Los padres lo sabemos bien y lo aceptamos como algo natural, intentando que no afecte a los que nos rodean. A veces llegan a ser molestos, pero lo normal es asumirlo como algo inherente a la infancia. Por eso es muy llamativa la nueva normativa que se ha aprobado en Berlín, por la que se autoriza a los niños a ser ruidosos.

En esta región alemana los particulares podían acogerse hasta ahora a la Ley de control de la contaminación atmosférica, para denunciar a una guardería, colegio o centro deportivo por el nivel de ruido que hacen los niños. Incluso se ha llegó a cerrar una guardería en 2008 por la denuncia de un vecino. La nueva enmienda a esta Ley, reconoce a los pequeños de Berlín el derecho a ser ruidosos, como las campanas, los tractores o las sirenas de las ambulancias.

La Senadora de Medio Ambiente, Katrin Lompscher, ha declarado que para que el ruido forma parte del desarrollo normal de los pequeños. Los ruidos que hacen los niños en su casa, en las zonas de juego, en los locales deportivos o en el colegio son propios del desarrollo y el crecimiento y se aceptan como naturales. El Senado ha remarcado que los niños tienen que aprender a tomar su entorno en consideración. Una cosa es el ruido normal y otra la mala educación.

Berlín se convierte con esta reforma en el primer estado alemán en tener una ley que protege explicitamente el ruido como parte del crecimiento de los niños. Esperemos que cunda el ejemplo.

Vía | ABC
Más información | Yahoo (en alemán)
Foto | Flickr-Campru

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *