23 marzo 2017 El Blog Infantil, Salud

Es necesario actuar con rapidez

Mientras estamos realizando actividades al aire libre en familia nuestros niños pueden ser picados por una abeja, avispa o avispón, un momento en que debemos actuar con rapidez, especialmente si nuestros hijos son alérgicos. Hoy queremos contarte cómo tratar la picadura de las abejas.

La picadura se da de manera rápida, dejando el aguijón cuando pican, este aguijón es un saco pequeño en donde se encuentra el veneno.

El veneno de las abejas se compone de muchas proteínas que pueden afectar el sistema inmune provocando, además de dolor, una gran hinchazón. Si el pequeño es alérgico puede aparecer una reacción severa que puede ser mortal, este problema se denomina anafilaxia.

Al picarle una abeja deberás quitarle rápidamente el aguijón para que el veneno no llegue a afectarlo.

Cómo tratar las picaduras

Al picarle una abeja deberás quitarle rápidamente el aguijón para que el veneno no llegue a afectarlo, es fácil de ver ya que sobresale a la piel. Puedes quitarlo con los dedos o raspando con algún objeto que sea plano, no existe un método mejor que otro, lo fundamental es que actúes rápido.

Después se tendrá que lavar la zona usando agua y jabón y aplicar una bolsa con hielo o una toalla húmeda por unos minutos. También podrás consultar con el pediatra (antes de que suceda) si el recomienda en estos casos brindarle una dosis pequeña de ibuprofeno (si tiene más de seis meses de edad), para evitarle el dolor.

Podrás consultar con el profesional si se le puede suministrar algún antihistamínico para aliviarle el picor, también se podrá colocar una loción de calamina o una crema que contenga corticoides. Así estaremos ayudando a que los niños no se rasquen y generen un problema aún peor. Pensemos que al rascarse estarán dándole la bienvenida a las bacterias que se filtrarán fácilmente por la piel.

Si la abeja le ha picado en la boca deberás llevarlo a una guardia médica con urgencia, las membranas de la boca se hincharán con mayor facilidad hasta provocar un bloqueo en las vías respiratorias.

Alergia a las abejas

La alergia a las abejas es totalmente diferente a otro tipo de alergia, seguramente no te habrás dado cuenta de que es alérgico hasta que una abeja lo haya picado, en ese caso reiteramos la importancia de llamar de forma urgente a emergencias. El tratamiento en ese caso será rápido y simple, los médicos le darán una inyección de epinefrina para aliviar los síntomas.

Una buena manera para evitar este problema es mantener a los niños alejado de las zonas en donde se reúnen las abejas, por ejemplo, alejados de los árboles con mucha fruta o alrededor de la basura. Explícale al niño que no debe aplastar abejas ni otros insectos, algunas abejas podrán picar al sentirse amenazadas.

Vía | Picaduras de mosquitos
Foto | Pixabay – Pieterz

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *