9 septiembre 2010 Alimentación, Salud

Planifica la merienda y el bocadillo del niño pensando en su salud
Aunque casi todos estamos concienciados de la importancia de que los niños tengan una alimentación sana y variada, damos, en general, poca importancia al bocadillo de media mañana o a la merienda. Un experto de la Universidad de Ciencias de Filadelfia, Karin Richards, recomienda que planifiquemos esas comidas menores porque son esenciales para el aprendizaje.

Proponen que durante el fin de semana programemos las meriendas de los días lectivos y dan algunos consejos. Cada comida debería incluir, al menos, tres tipos de alimentos, incluyendo proteínas y carbohidratos complejos. Las primeras sacian al niño y los segundos les dan energía. Permitir que el niño escoja la fruta y verdura de la semana, acompañándonos a la compra, animándoles a probar sabores nuevos.

Según Richards, hay que ajustar las porciones. Para media mañana o media tarde sería suficiente con una cantidad entre 85 y 114 gramos, adecuándolas a la edad del niño y la actividad que va a desarrollar. Acompañar el bocadillo con bebidas saludables, como zumos 100 por ciento fruta, leche desnatada y sobre todo agua.

Karin Richards, cree que la fruta y verdura son tan importantes que deben comerlas aunque para ello tengamos que ocultarlas. En el blog hemos hablado en varias ocasiones de como hacerlas más atractivas o como conseguir que pasen desapercibidas. Es importante recordar que las comidas diarias son cinco y no sólo desayuno, comida y cena.

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr-Jlastras

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *