19 abril 2017 Actualidad

Pobreza infantil en España

Hace algunos años hubiera sido impensable que un país como España apareciera en un listado de mayor índice de pobreza, mucho más si los afectados son los niños. Así, al menos, lo manifiesta Unicef que sigue siendo la organización que encabeza los informes más fidedignos e independientes sobre el estado de la población mundial. Un listado que ha hecho saltar las alarmas sociales, especialmente para aquellos que todavía viven de espaldas a su pueblo, en el que nos colocan en el tercer puesto de países con más pobreza infantil de toda Europa.

Este informe, que se ha presentado días atrás, se ha titulado: “Hijos de la austeridad:el gran impacto de la gran recesión en la pobreza infantil en países ricos” y se inició en el año 2008, precisamente para descubrir cual era ese impacto que se producía en las naciones que todos consideramos del “primer mundo” y a las que no hubiéramos asociado con auténticos problemas de escasez y necesidad. El resultado ha sido más que sorprendente.

España, después de Rumanía y Grecia

Desde que empezara la recesión económica, todos los países, llamados ricos, se han visto afectados por una decadencia galopante de su economía. La pobreza ha aumentado durante todos estos años. A la que ya se conocía como pobreza anclada, es decir aquella que vive permanentemente en esta situación, se unía la que ha ido aumentando durante estos años, la conocida como pobreza relativa.

Según este informe, la pobreza anclada aumentó en 9 puntos durante los años 2008 y 2014, de ella el 40 por ciento corresponde a la población infantil. La mayoría de familias, en las que conviven dos adultos y dos niños, por ejemplo, tienen que sobrevivir, al menos, con menos de 700 euros.

Niño comiendo

Los ancianos mejor cuidados que los niños

Unicef critica, y pone de manifiesto, la poca efectividad de los estamentos gubernamentales que apenas han sido capaces de sensibilizarse con la situación infantil en nuestro país, creando medidas efectivas para que los niños españoles no lleguen a sufrir los graves efectos de esta gran crisis. Tanto es así que han encontrado que, las medidas que se tomaron para aliviar estas consecuencias, fueron mucho más beneficiosas para los ancianos que para la población infantil.

Según los expertos, y responsables que han elaborado este informe, y como representante español Gabriel González-Bueno, es necesario que el gobierno español tome medidas en este asunto para proteger a su población infantil que es la que, en gran medida, está sufriendo el verdadero impacto de esta importante crisis que ya se está alargando demasiado en el tiempo.

Vía | Segundo enfoque y Cnn Español
Fotos | Sección abierta y Sólo para madres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *