20 mayo 2015 Actualidad

Pocoyó y Unicef ayudan a Nepal

Desgraciadamente son muchos los acontecimientos naturales, y también provocados por los hombres, donde los niños se ven involucrados en la espiral de sufrimiento. Situaciones injustas en las que los más pequeños deben batallar con unos acontecimientos que no les corresponden. Ahí es donde la solidaridad debe dejar de ser una palabra hueca en los diccionarios y en los programas de actualidad, para convertirse en un realidad latente y llena de verdad.

Una de las organizaciones históricas que sigue velando por los derechos y cuidados de los niños de todo el mundo es Unicef. Ellos siguen apostando por crear un mundo en el que los niños tengan, a su alcance, todas las herramientas necesarias para ser felices, sólo así podremos crear un mundo donde la paz acabe siendo el auténtico lazo que nos una. Por eso ahora, ante el gran sufrimiento de la población nepalí, y especialmente la de los niños, Unicef ha unido sus fuerzas con uno de los grandes personajes de los más pequeños, Pocoyó, para llegar hasta el corazón del mismo Nepal.

Fue en abril cuando un virulento terremoto sacudió el territorio de Nepal, provocando miles de muertes, pérdidas materiales y, también, la desolación y la profunda herida espiritual de todo un pueblo abocado a una gran desgracia. En ese momento se pusieron en marcha dispositivos solidarios por parte de la mayoría de organizaciones que están en contacto con estos tristes acontecimientos.

Pero, de nuevo, la tierra de Nepal volvió a temblar en varias ocasiones, haciendo todavía más grave la situación vivida. Por eso sigue siendo urgente y necesaria nuestra ayuda, tanto es así que uno de los personajes más queridos por los niños, Pocoyó, se ha unido a esta campaña para ofrecer, como siempre, su lado más solidario.

Página Oficial | Unicef

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. 1000 Instagram Likes Instant for $1 16 octubre 2015
  2. posicionamiento web 17 octubre 2015
  3. posicionamiento web valencia 23 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *