22 febrero 2015 Lecturas Infantiles

poema el primer resfriado

Estamos en invierno, y es totalmente normal que nuestros niños caigan presos de algún que otro resfriado. Las bajas temperaturas, los cambios de ropa, los descuidos cuando salen a la calle, son sólo algunos de los factores que pueden influir en el malestar de los pequeños. Pero ¿te imaginas transformar ese dolor en un poema?

La poesía es una actividad excelente para nuestros niños. Sus ventajas son múltiples, entre ellas aprenden palabras nuevas, se acostumbran a una sonoridad diferente y son capaces de aprenderlas de memoria, ayudándoles en su desarrollo cerebral. Hoy os traemos este divertido poema escrito por Celia Viñas, una prolífica poetisa, que además fue maestra, por lo que su contacto con los niños fue continuado.

Celia Viñas nació en Cataluña pero fue destinada, por su puesto de maestra, a Almería. Allí se encontró con una ciudad sin vida cultural, por lo que ella se preocupó en realizar eventos con los que atraer a un público necesitado de buenas propuestas, algo que, desgraciadamente, se acabó con su muerte en el año 1954. Su poesía destila ternura, sencillez y, sobre todo, mucho amor y cariño por los niños.

EL PRIMER RESFRIADO

Me duelen los ojos,
me duele el cabello,
me duele la punta
tonta de los dedos.

Y aquí en la garganta
una hormiga corre
con cien patas largas.
Ay, mi resfriado.

Chaquetas, bufandas,
leche calentita
y doce pañuelos
y catorce mantas
y estarse muy quieto
junto a la ventana.

Me duelen los ojos,
me duele la espalda,
me duele el cabello,
me duele la tonta
punta de los dedos.

Fuente | “Poesía española para niños” de Ana Pelegrín (Taurus Ediciones 1986)
Foto | Cosas prácticas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *