3 marzo 2017 Alimentación, Psicología

publicidad insana infantil

En la televisión, en Internet, en las vallas de las carreteras o al abrir cualquier revista, nos topamos continuamente con anuncios publicitarios dedicados al público infantil. Es así como les empujamos a que consuman y pidan aquellos productos, dirigidos exclusivamente para ellos pero que si los analizamos con detenimiento, nos damos cuenta que no son tan sanos como pudieran parecer.

Desde la OCU se está exigiendo, desde hace tiempo, que se imponga una regulación para la publicidad dirigida a los más pequeños, con la que se asegure que esos productos que se les ofrecen, la mayoría alimenticios, cumplan los perfiles nutricionales más adecuados para ellos.

El público infantil el más susceptible para la publicidad

Seguro que te habrás encontrado, en multitud de ocasiones y al ir a hacer la compra al supermercado, con alguna que otra pataleta de tu peque al querer que le compres esas golosinas o alimentos poco saludables que anuncian en la tele. Los expertos publicitarios saben perfectamente como atraer la atención de los niños: figuras con sus dibujos favoritos, colores llamativos e, incluso, regalitos como premio por comprar un determinado producto. Pero, en la mayoría de ocasiones, si comprobamos los valores nutricionales nos llevaríamos una desagradable sorpresa.

Precisamente por eso, y siendo los niños un público especialmente susceptible, debería existir una regulación estricta contra esta publicidad dañina que, casi, obliga a los peques a consumir alimentos nada sanos. Hasta hace unos años sólo nos llegaba esta publicidad a través de la tele o de alguna publicación, pero no podemos obviar que vivimos en un mundo en el que la tecnología se ha hecho la dueña y señora de la diversión infantil, por lo que ahora se han multiplicado los canales por los que a nuestros niños les llega este tipo de información.

publicidad insana para niños

El 69 por ciento de los alimentos infantiles publicitados son poco sanos

La OCU, pensando en nuestros niños, ha realizado un informe detallado sobre los anuncios de alimentos que se exponen y los que van dirigidos en exclusiva para los más pequeños. De todos los anuncios de publicidad que se emiten, por ejemplo, en televisión, una cuarta parte son de alimentación. De todos los de alimentos el 64 por ciento están dirigidos al público infantil y el 69 por ciento de los mismos, son de productos poco sanos y nada recomendables para los niños.

Vía | OCU
Fotos | Psicología y mente y Shipublicidad

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *