12 julio 2016 Salud

Cómo actuar frente a una mordedura

Puede suceder que jugando con las mascotas los pequeños terminen lesionados, las mascotas pueden morderlos y en ese momento será necesario actuar. Hoy te contaremos acerca de los cuidados básico que debes realizar en el caso de las mordeduras de animales.

Sabemos que, como consecuencia de la mordedura de una mascota, se puede lesionar la piel de los niños, generando la posibilidad de infecciones. Se sabe que la gran mayoría de las mordeduras de animales provienen de las mascotas.

Entre las más frecuentes encontramos las mordeduras de perros, también pueden producirse las de gatos que, si bien son menos comunes, pueden provocar heridas punzantes más profundas y dolorosas.

Las mordeduras generadas por animales que son punzantes tienen mayor posibilidad de infectarse, algunos animales se encuentran infectados con un virus que pueden provocar la rabia (hoy por hoy es muy poco frecuente, pero de aparecer puede ser mortal).

Síntomas de la mordedura y cuidados de la herida

Entre los síntomas más frecuentes que aparecen al ser mordidos por un animal encontramos:

  • Hematomas
  • Lesiones por aplastamiento
  • Cortaduras o rupturas en la piel (con o sin sangrado)
  • Heridas punzantes

Curar muy bien la herida será fundamental ya que existe la posibilidad de una infección, por eso se deberá acudir al médico dentro de las primeras 24 horas. Si un niño ha sido mordido deberemos calmarlo y tranquilizarlo, además de tratar la herida, para ello se deberá lavar muy bien las manos usando agua y jabón. En el caso de que la herida está sangrando se deberá usar guantes de látex.

Para el cuidado del sangrado de la herida se deberá aplicar la presión directa con un paño seco y limpio. Lavar la herida usando un jabón suave y agua corriente caliente, la zona de la mordedura se deberá enjuagar por unos 3 a 5 minutos.

Es muy importante que sepas que si la mordedura es en la cabeza, cuello, cara o mano se deberá llamar al médico urgentemente.

Después se tendrá que aplicar una crema antibacteriana en la herida, esto se hace con el objetivo de reducir las posibilidades de infección. Se tiene que colocar siempre un vendaje seco y estéril.

Es muy importante que sepas que si la mordedura es en la cabeza, cuello, cara o mano se deberá llamar al médico urgentemente.

Si la herida es profunda se tendría que aplicar algunos puntos de sutura, además el médico deberá aplicar una vacuna antitetánica (si no ha sido aplicada en los últimos años). De considerarlo necesario se recetarán antibióticos (tanto por vía oral como por vía intravenosa).

Tipos de mordedura animal

La lesión provocada dependerá del animal que la haya realizado y también de como ha sido la mordedura, la fuerza y la parte del cuerpo afectada. También la gravedad dependerá de si la víctima es un niño, un bebé o una persona adulta.

Un herida que puede ser considerada como superficial o leve es la que no llegan a penetrar las capas internas de la piel, solo se puede romper la capa externa y solo quedan en la superficie. En estos casos no existe el peligro de contagio de virus y la lastimadura no será muy dolorosa al contacto. Esto puede ser bastante habitual en las familias que tienen mascotas, son mordidas que no son intencionadas por parte del animal.

En el caso de las heridas profundas se genera una rotura en la piel, son más dolorosas y profundas. Se puede generar un sangrado y la posibilidad de contraer infecciones.

El desgarro es una herida más seria, se genera cuando la mordedura retira parte de la piel dejando al descubierto el tejido profundo, pudiendo llegar a verse los huesos y los músculos. Son heridas muy sangrientas y llamativas, con una alta posibilidad de infección y una difícil curación

Vía | NLM
Foto | Flickr – LMAP

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *