7 octubre 2016 Educación

Un novedoso métod de estudio

Hoy nos referiremos a un novedoso modelo pedagógico llamado ‘Aula invertida’ o ‘Flipped classroom’. Este modelo propone que los alumnos sean los encargados de preparar las clases, además de ser quienes propongan el debate de ideas, usando las nuevas tecnologías.

Los resultados de este tipo de modelo han sido positivos, los alumnos se sienten con ganas de participar y los profesores son de gran ayuda al actuar como guía.

Cambios en la educación

Con el paso de los años la educación ha ido cambiándo adaptándose a los nuevos tiempos, se pueden ver modelos como el Método Montessori, El Método del Caso, el Aprendizaje basado en Retos, el Método Fontan (modelos de los que iremos hablando en diferentes artículos), todos ellos marcaron nuevas tendencias educativas, hoy te contaremos todos los detalles del Flipped Classroom, una manera de enseñanza novedosa y diferente al sistema educativo tradcional.

Este modelo propone que los alumnos sean los encargados de preparar las clases.

La metodología consiste en invertir el sistema educativo tradicional, se busca que los alumnos sean los que preparen las lecciones estudiando previamente los temas, y luego en las aulas se hagan los deberes y puedan interaccionar de forma más participativa. Para la preparación y demostración de las clases los alumnos podrán utilizar las nuevas tecnologías, que ellos conocen a la perfección. En sus presentaciones, deberes e interacciones los profesores actuarán como guías.

Origen del método

Quienes crearon el sistema o método han sido los profesores norteamericanos Jon Bergmann y Aaron Sams. En un comienzo el método se implementó en la Clintondale High School, pero al ver su éxito se comenzó a experimentar en muchas escuelas de países europeos y en diferentes países americanos . En España el método se emplea en el centro San Gabriel en Zuera (Zaragoza).

Cabe destacar que este método tiene un enfoque integral en donde se relacionan la instrucción directa con métodos constructivistas, un aumento en el compromiso y el compromiso de los estudiantes. Al aplicarse el método se consigue buenos resultados en las fases del ciclo de aprendizaje.

Resumiendo, podemos decir que el flipped classroom o aula invertida es una verdadera innovación educativa que supone un método o modelo que brinda diferentes beneficios: ayuda a que los docentes y profesores tengan la posibilidad de dedicar más tiempo a la atención a la diversidad. Es una excelente posibilidad para que los profesores puedan compartir diferente tipo de información y así ampliar sus conocimientos teniendo en cuenta y vinculándose con los alumnos, sus familias y toda la comunidad.

Gracias al flipped classroom los alumnos tendrán la posibilidad de volver a acceder a los mejores contenidos que le brindarán los profesores. Se llega a crear un ambiente de aprendizaje muy agradable y colaborativo en el aula, involucrando a las familias desde el comienzo del proceso de aprendizaje.

Vía | The flipped classroom
Foto | Pixabay – Andres Antenams

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *