20 mayo 2017 Psicología

La importancia del afecto en niños

Si alguna vez escuchaste hablar acerca del ‘síndrome de carencia afectiva‘ en niños y te quedaron algunas dudas al respecto te invitamos a leer el siguiente artículo para conseguir toda la información necesaria sobre este interesante tema.

Podemos observar como en la actualidad la sociedad tiene cada día una tendencia mayor a la soledad. Son muchos los pequeños que no reciben o no llegan a percibir el efecto de sus figuras de apego, esto termina generando una especie de vacío emocional, dando lugar al ‘síndrome de carencia afectiva’. Lamentablemente ante esta situación se podrán tener graves consecuencias.

Si un niño sufre de carencia afectiva en los primeros años de vida se podrán dar algunas consecuencias. Esta carencia se refiere a algunas situaciones en que la maduración de la personalidad del niño se relaciona a una gran falta de estimulación afectiva. Las personas no podrán madurar correctamente sin no han tenido afecto, amor.

Si alguna vez escuchaste hablas acerca del ‘síndrome de carencia afectiva’ en niños y te quedaron algunas dudas al respecto te invitamos a leer el siguiente artículo.

Al no tener una correcta estimulación efectiva en la niñez por parte de los adultos será muy importante su carencia, provocando la aparición de trastornos, no solo en la maduración sino generando algunos síntomas clínicos que se manifiestan tanto de manera afectiva, somáticas y conductibles.

Cuando no se tiene afecto maternal se podrá producir en un pequeño un estado psicológico de avidez efectiva, con miedo ante la pérdida o de ser abandonado.

Un punto clave que tendremos que tener en cuenta a la hora de hablar de este síndrome es que es un mal que no diferencia culturas, clases sociales ni edades. La evolución de las personas que tuvieron carencia afectiva en la niñez podrán definir patrones de comportamiento específicos.

El afecto en la crianza es determinante

Durante la primer infancia los niños presentarán algunas características, por ejemplo, podrán para llamar la atención, no suelen sonreír mucho y tienen una mayor tendencia a enfermarse. Suelen tener problemas digestivos, aunque muchos de estos problemas van desapareciendo a medida pasan los años.

Durante la edad preescolar y escolar el niño podrá presentar distintos trastornos del lenguaje y otros retrasos madurativos como pobreza de vocabulario, problemas gramaticales y una verbalización escasa.

Ante estas situaciones podrás tomar ciertas medidas, para poder ayudar al niño. No temas pedir ayuda médica, prestarle más atención y no dudes en darle cariño a ese niño besándolo, acunándolo. Otra manera de demostrar el cariño es cantando juntos o contándole cuentos

Fortalecer el vínculo afectivo en los niños es posible, aprende a escuchar los consejos de los profesionales, desarrollen actividades juntos. No será necesario realizar grandes cursos ni salidas costosas, bastará con dar un paseo, salir a caminar juntos, compartir un juego de mesa. Jugar con los niños es algo realmente positivo.

Vía | Hacer familia
Foto | Pixabay – Alexandra K / Pixabay – Ibrahim62

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *