26 febrero 2017 Salud

Una enfermedad que se relaciona a la toma de aspirinas

A continuación te contaremos acerca de una enfermedad que puede provocar daño en el cerebro y en el hígado, afectando a los pequeños que se encuentran recuperando de una infección viral, se trata del Síndrome de Reye.

Su nombre se debe a su descubridor, el patólogo R. Douglas Reye, él llegó a identificar este síndrome en el año 1963 aunque los descubrimientos vinculados a esta enfermedad continúan en la actualidad.

En distintas investigaciones se pudo ver como algunos fármacos que contenían salicilatos en una enfermedad viral pueden desencadenar el Síndrome de Reye. Cuando se pudo relacionar este vínculo se logró que la enfermedad disminuya notablemente ya que los médicos empezaron a recomendar no administrar medicamentos como la aspirina en niños y adolescentes cuando tienen una enfermedad de tipo viral.

Generalmente es un problema que afecta a pequeños de 4 a 14 años de edad.

Generalmente es un problema que afecta a pequeños de 4 a 14 años de edad, con mayor probabilidad de enfermarse en los meses de invierno o después de un brote de varicela o de gripe B. La duración del síndrome dependerá de la gravedad de la enfermedad, puede darse de manera leve o en algunos casos puede ser realmente grave.

Es muy importante que se realice una detección temprana y un correcto tratamiento ya que las posibilidades de tener una recuperación satisfactoria son mayores cuando el problema es tratado en su estadio inicial.

Signos y síntomas del Síndrome de Reye

Los signos de este problema son muy parecidos a los que se presentan frente a una enfermedad en las vías respiratorias o enfermedades como la varicela o la diarrea. En algunos casos muy leves no llegarán a detectarse, mientra que en los casos graves requerirán de cuidados intensivos.

Síntomas frecuentes del Síndrome de Reye: apatía, modorra, vómitos frecuentes, diarrea, alteración en el ritmo respiratorio, irritabilidad o un comportamiento agresivo sin causas. En las fases posteriores los niños podrán verse confundidos, con debilidad muscular grave, convulsiones y hasta pérdida de la conciencia, no siempre tienen que ir acompañados de fiebre.

Este Síndrome no es muy frecuente en la actualidad, solo se pueden ver muy pocos casos al año, pero aún así sigue siendo un problema que se tiene que tener en cuenta.

No existe ningún tratamiento específico para tratar el Síndrome de Reye, los médicos se encargarán de controlar la presión intracerebral de los pequeños, la gasometría arterial y el equilibrio ácido básico de la sangre. En algunos casos se empleará un respirador en los casos más graves, una manera de tener un correcto soporte respiratorio. Además de administrar líquidos por vía intravenosa con el fin de suministrar glucosa y electrolitos.

El pronóstico de cada paciente dependerá de la severidad del síndrome. Dentro de las complicaciones podemos mencionar daño cerebral, como o crisis epilécpticas. Recordemos que realmente es un enfermedad poco habitual y que el cuadro empeore es muy raro.

Vía | Kids health
Foto | Pixabay – StevePb

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *