11 septiembre 2012 Actualidad

Una costumbre que afortunadamente desaparecio

En ocasiones se realizan hallazgos paleontológicos muy extraños, recientemente se pudo saber que el ‘Homo Antecessortenía la particularidad de comer niños de las tribus enemigas para así llegar a defender su territorio. Un claro ejemplo de ellos son los cráneos encontrados con cortes y mordeduras.

Desde hace tiempo se sabía que el Homo Antecessor practicaba el canibalismo, pero no se había establecido los motivos por los cueles lo hacían. Mediante una nueva investigación se supo que el infanticidio era causado por defensa y por interés de amplificar el territorio, muy rico en recursos. Este tipo de conducta se ve en la actualidad en especies como el chimpancés. Esta especie habitó en el mundo hace 800 mil años en zonas como Burgos.

Para llegar a sus conclusiones los científicos analizaron las marcas de corte y las fracturas de los huesos para el consumo del tuétano, sustancia blanca que se encuentra en el interior de los huesos.

Lamentable en las grandes cazas se incluían a los niños, los ataques los realizaban los adultos. Para estudiar tan espantoso comportamiento se comparaban las mismas con las que hacían los chimpancés.

En esa época el canibalismo era realizado en las sociedades productivas que eran altamente estructuradas y jerarquizadas, con cargas simbólicas muy complejas., afortunadamente la sociedad ha evolucionando y se dejaron de lado todo este tipo de práctica, tan salvaje e inhumana.

El objetivo de este artículo es que, simplemente, comparemos los comportamiento que van teniendo los humanos a lo largo de la historia de la humanidad y como fuimos evolucionando.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Jere Dow

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *