15 diciembre 2010 Salud

piernas

Cuando hablamos de raquitismo, nos estamos refiriendo a una enfermedad que afecta el esqueleto y en ella tiene participación la falta de activación de la vitamina D. Debemos aclarar que la vitamina D es muy importante para la mineralización ósea.

Si bien son casos que ya casi no se ven en la actualidad, gracias a la cantidad suplementos de vitamina D que existen, existen zonas menos desarrolladas en las que aun se ven. También es muy normal que veamos casos heredados de raquitismo, en donde un gen defectuoso dominante no tiene la capacidad de activar la vitamina D.

La vitamina D que consumen nuestros hijos no es de por sí un agente activo, sino que actúa como precursor. En algunos niños en donde la ingesta de vitamina D es la necesaria, puede pasar que las medidas corporales para el funcionamiento no funcionen.

Si el raquitismo es detectado de manera temprana se puede hasta mejorar deformaciones que no han avanzado demasiado. Este mejoramiento se verá junto con el desarrollo del cuerpo. En los adultos ya es muy difícil corregir las consecuencias de la enfermedad.

El tratamiento del raquitismo dependerá de cada caso en particular y de la gravedad de la enfermedad, con respecto a la curvatura de los huesos. Normalmente el tratamiento se lleva a cabo por medicamentos, solo en casos extremos se apela a la cirugía.

Vía | Pediatría Orthopedics
Foto | Flickr – Frodrig

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *