30 octubre 2011 Alimentación, Entretenimiento

Una sana receta para Halloween
Aún estamos a tiempo de preparar un Halloween que sorprenda a nuestros niños. Os hemos propuesto ideas para disfrazarles, manualidades con las que entretenerles y decorar la casa y recetas para un menú terrorífico. Pero esta fiesta da para mucho y aún nos quedan cosas que compartir. Os contamos como transformar una simple pera en una bruja piruja.

Necesitamos, por persona: Media pera, un cucurucho de helado, una galleta tipo Oreo, zanahoria, pasas, trocitos de chocolate y chocolate fundido o nocilla. También un trocito de manzana roja. Lavamos la pera y la cortamos a la mitad. Con un cuchillo bien afilado quitamos el corazón de la pera. La colocamos boca abajo en un plato y cortamos el final, la parte más ancha.

En la parte central de la pera hacemos un corte longitudinal, un arco, y sacamos el trocito para colocarlo nuevamente elevado. Será la nariz de la bruja. Hacemos dos agujeros redondos entre la nariz y la parte superior que cortamos antes, y colocamos en ellos dos pasas como ojos. Le cortamos a la manzana roja una tira que será la boca de la bruja. Añadimos a la pera la manzana y un chip o un trocito de chocolate como verruga.

Cortamos un trocito de la galleta para dejarlo plano. Untamos la superficie de la galleta oreo con nocilla y pegamos el cucurucho. Hacemos lo mismo con la parte cortada de la pera y pegamos en él la galleta con el cucurucho a modo de sombrero. Añadimos zanahoria rallada a ambos lados de la pera, el pelo de la bruja y tenemos listo un postre sano, divertido y muy apropiado para Halloween.

Aquí podeís ver el paso a paso en vídeo. Aunque lo explican en inglés es muy fácil seguirlo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *