30 julio 2014 Alimentación

recetas de fruta 2
Si tu niño es de los que se resisten a comer fruta, quizás tengas que emplear un poquito más de tiempo para hacerle un plato que le resulte apetitoso. A veces la vista hace más que el paladar y seguro que a poco que lo montemos con un poco de imaginación, nuestro peque caerá rendido a sus encantos.

En un artículo anterior ya os hemos ofrecido algunas ideas que os puedan resultar divertidas. Todas se realizan de forma muy sencilla, tanto es así que podemos pedirle a nuestro niño que nos ayude mientras lo preparamos. Como estos divertidos erizos que hemos creado con una pera, a la que hemos pelado la parte del morro, y unas uvas que se han insertado en palillos para que simulen las púas.

Nuestra segunda propuesta nos lleva a fabricarnos unos pollos con mandarinas. Sólo tendrás que pelarlas y reservar la piel. Con ella vamos a hacerle los adornos característicos de esta ave. ¿No te resulta simpática? Los ojos los podemos comprar de mentira, en cualquier bazar, o de golosina.

Seguidamente vamos a crear un estupendo león, que más que fiero nos va a resultar de lo más apetitoso. El centro de la cabeza es una rodaja de melocotón en almíbar (de las de bote), para la frondosa melena nos ha bastado con una rodaja de piña, también de bote, que hemos cortado en trocitos. Y los adornos de la cara los hemos hecho con chocolate.

Y por último, os presentamos a un divertido gusano elaborado con plátano y cuya cabeza es un grano de uva. Para hacerlo más parecido, le han puesto unas antenas, que bien pueden ser palitos de galleta o alguna golosina. Seguro que no se resisten a su encanto.

Fotos | Mais Fashion Bcn y Soy Cheff

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *