31 enero 2015 Otros

reflexiones infantiles 3

Ya hemos visto, en post anteriores, como los niños tienen una capacidad innata de encontrar respuestas ante aquellas cuestiones espinosas o complicadas que se nos pueden presentar a los adultos. La inocencia e ingenuidad con la que observan la vida, les permite encontrar soluciones con total naturalidad, algo que para los adultos nos puede suponer intensas cavilaciones.

Pero además de encontrar respuestas, también son capaces de hacer preguntas que, sin lugar a dudas, levantarán la mejor de nuestras sonrisas. Sigue leyendo y verás como algunas de ellas te dejarán totalmente sorprendido.

  • Ángel está esperando en la peluquería para que le corten el pelo y pide que le den un tebeo de “Zipi y Zape”, entonces la peluquera le pregunta: “¿Pero ya sabes leer?”, a lo que el niño contesta: “No, pero se mirar”.
  • En un momento de ternura el papá de Laura le dijo a su hija: “Hija mía, no crezcas nunca”, a lo que la niña le contesta: “Papá, yo no tengo la culpa, es la comida.”
  • Felipe hizo una travesura y su mamá le riñó. Entonces el niño fue a buscar a su padre y le dijo: “Mamá está enfadada ¿compramos otra?”
  • Los papás de Pedro decidieron hacerle el Carné de Identidad. El día que lo recogieron se lo enseñaron a Pedro diciéndolo: “Mira, ya tienes carné”, a lo que él respondió: “Que bien, ya puedo conducir”.
  • Inés tiene 4 años y ya ha aprendido a nadar, hace poco le quitaron los corchos. Ahora se tira a la piscina y vuelve a la escalera buceando. Su madre le pregunta: “¿por qué vuelves por debajo del agua pudiéndolo hacer por arriba”, a lo que la pequeña le contesta: “es que por abajo no me hundo”

Vía | Citas Célebres
Foto | Neuropedagogía

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *