8 marzo 2011 Crecimiento, Educación

Repetir un año, no es la muerte de nadie

A veces pasa que nuestros pequeños deben repetir un grado desde pequeños. Esto no es la muerte de nadie ni es un motivo por el cual debamos sentirnos defraudados ni deprimidos, tampoco debemos echarnos la culpa a nosotras y mucho menos a ellos. Existen muchos motivos por los cuales los colegios optan por hacer repetir a un niño un año, y tampoco es una noticia que te darán de la noche a la mañana, normalmente los colegios te mantienen informada durante el año acerca del desempeño que van teniendo los peques.

Entre las razones más frecuentes para que un niño repita un grado pueden ser:

  • Cuenta con dificultades para aprender a leer, escribir o no logra realizar problemas matemáticos simples acorde a su edad.
  • No llega a los niveles de rendimientos estipulados para su edad.
  • Tiene características muy inmaduras.

Si nos ponemos a pensar, en la época que la mayoría de nosotras íbamos al colegio no era muy frecuente ver niños que repitieran, por lo menos en la escuela primaria. Pero en la actualidad este riesgo ha crecido de manera preocupante, quizás sea consecuencia de los altos niveles de exigencia que se plantean las escuelas acordes al nivel de vida que todos llevamos. No podemos negar que estamos viviendo en un mundo cada vez más exigente.

Según la Asociación Nacional de Psicólogos de Escuelas (Estados Unidos) el resultado de los niños que repiten no siempre es el buscado. Muchas veces no logran, aun repitiendo, adquirir los logros académicos pretendidos. Ellos aseguran que muchas veces los niños que repiten, más que problemas de aprendizaje tienen problemas de comportamiento.

Yo creo que es muy difícil tomar partida por una u otra postura, puede haber niños que repitan por problemas de comportamiento y otros tantos que lo hagan por problemas de aprendizaje. Cualquiera sea el caso no debemos juzgar sino acompañar al niño que repite. En el caso de que no sepamos como ayudarlo podemos consultar con un profesional, quien seguramente nos brindará las herramientas necesarias.

Vía | Great School
Foto | Flickr – Hortensia V

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *