6 mayo 2015


Seguro que te sientes identificado con alguna de las situaciones que nos presenta Casa Tarradellas en el vídeo sobre estas líneas, porque es cierto que una pizza en casa propicia los buenos momentos. Es una cena perfecta para compartir en familia, a los niños les encanta y es una excelente manera de que coman alimentos que suelen rechazar si se los presentamos de otra manera.

Con el nuevo envase de pizzas Casa Tarradellas es más fácil decidirse por una porque vemos el contenido y no hay sorpresas. Son fáciles de preparar y un delicioso olor impregna la cocina abriendo el apetito mientras se prepara. Los niños suelen revolotear cerca esperando a que esté lista y por algún mágico motivo, esa noche ayudan con más ganas a poner la mesa y no hay que insistir mucho para que se laven las manos.

Buenos momentos con pizza Casa Tarradellas

Pocos niños se resisten a una pizza por lo que es ideal si tenemos fiesta de pijama en casa o una reunión con amigos mayores en la que queremos que los peques estén integrados. Lo más difícil las noches de pizza suele ser que se pongan de acuerdo en cual quieren entre todas las variedades que ofrece Casa Tarradellas, por lo que muchas veces habrá que negociar. Aunque, Casa Tarradellas también tiene bases de pizza perfectas para hacerlas al gusto, casi tan rápidas y cómodas como las que ya tienen los ingredientes preparados. Los niños pueden involucrarse y poner lo que más les guste, un truco que suele funcionar muy bien para que después se lo coman todo.

Para mis peques una pizza de jamón y queso es una fiesta, ¿cuál es la favorita en tu casa?

También te puede interesar