13 julio 2015

bebe en la piscina

Los primeros meses de vida de un bebé, aunque maravillosos en el recuerdo, suelen ser muy duros para los padres. Requiere mucha atención, muchos cuidados y un gran esfuerzo interpretativo para comprender lo que necesita o nos quiere transmitir en cada momento. Poco a poco, primero con el llanto, luego con la sonrisa y después con sus gestos, los movimientos de sus manitas, de sus miradas, con nuestra voz y caricias, nos vamos comunicando con él. Es una experiencia incomparable verle desarrollarse y formar parte de ello.

Llega un momento, hacia los 4 o 6 meses, dependiendo del bebé, en que ya podemos interactuar, jugar con él activamente con cosquillas, al cucú-tras…a esos juegos que no nos enseña nadie y en los que todos somos expertos. Llega el momento de disfrutar de verdad.

No es que nuestro niño no requiera la misma atención pero se ha añadido la parte divertida. Podemos llevarle al parque y con cuidado subirle a algún columpio y, notar en su carita que es como si estuviera subiendo y bajando la montaña rusa más alta. Según va creciendo, y lo hacen muy deprisa, podemos compartir juegos y nuevas experiencias, que es la mejor manera de aprender, no solo para él, los padres aprendemos mucho de nuestros hijos.

El vínculo que ya era fuerte, va aumentando, se añade la complicidad, el conocimiento mutuo y el orgullo de cada paso conseguido. Es un tiempo en el que debemos esforzarnos por dejar a un lado lo accesorio y centrarnos en nuestro hijo y en pasar los mejores momentos con él.

Con este calor el agua es el medio en el que mejor estará toda la familia. A los bebés normalmente les encanta, superada la fase de los primeros baños en casa. Habla con tu pediatra y aprovecha para iniciarle en el medio acuático, en la playa o la piscina. Los primeros chapuzones son de esos recuerdos que se guardan toda la vida.

Para poder disfrutarlos con tranquilidad contamos con Huggies® Little Swimmers®. Son bañadores desechables, monísimos porque tienen grandes dibujos de personajes Disney y muy cómodos para el bebé y los papás. No se hinchan y gracias a su apertura lateral puedes ponerlos y quitarlos cómodamente varias veces. Cómpralos en Bebitus o Ulabox antes de empezar las vacaciones. ¡Además vienen con una pelota de Nemo chulísima!.


También te puede interesar