3 agosto 2016

Estreñimiento en los niños

El estreñimiento en los niños suele ser un problema de salud habitual que se presenta con relativa frecuencia a lo largo de su crecimiento.

Los cambios de alimentación suelen en, la mayoría de los casos, la causa principal de estos desarreglos en el trabajo intestinal de los más pequeños. No podemos olvidar que a lo largo de sus dos primeros años de vida, nuestros niños van a conocer, degustar y probar todos los alimentos que se irán introduciendo en su dieta de forma progresiva y controlada, con el fin de conocer, si existiera, alguna intolerancia.

Cuando los niños ya dominan el lenguaje es más sencillo que nos expresen lo que les pasa. Dolores abdominales, dificultad al defecar y cierto escozor en la zona anal, son algunas de esas señales que los niños van a notar cuando padecen estreñimiento. Pero si nuestro hijo es todavía muy pequeño y no sabe expresarse con palabras, la forma de hacernos llegar su mensaje será a partir del llanto.

En los bebés que son alimentados con leche materna es menos habitual que se produzca este problema. Para los que toman leche de fórmula en el biberón es necesario llevar cuidado con algunos detalles. Hay padres que piensan que añadiendo un poco más de agua al preparado lácteo les ayudan a defecar mejor, grave error. Debemos seguir manteniendo las cantidades aconsejadas por el fabricante, lo único es ofrecerle agua hervida entre toma y toma, para conseguir que sus cacas sean más blanditas.

Otro truco casero que resulta, además de sencillo de lo más gratificante, son los masajes en su tripa. Podemos utilizar una crema o un aceite corporal y hacerle movimientos circulares en su barriga para así facilitar la evacuación.

Es importante que estemos pendientes de las deposiciones que realiza nuestro niño, no tanto en la cantidad, sino en la apariencia que presentan. Cacas duras y secas, además con un olor excesivamente desagradable, pueden ser los síntomas inequívocos de que algo no funciona bien. Piensa que si a la hora de defecar tu bebé siente dolor, de forma instintiva va a evitar ese momento, por lo que el estreñimiento del bebé se puede prolongar más del tiempo “normal”.

Pero el mejor consejo que te puedo dar es que consultes el tema con tu profesional de la salud, él te recomendará que hacer.

Fotos | Pixabay

También te puede interesar