7 octubre 2015

Sus primeras fiestas de pijamas con amigos

Un día, mucho antes de lo que la mayoría quisiéramos, alrededor de los seis años, nuestro hijo sale feliz del colegio hablándonos de una fiesta de pijamas a la que le invita su mejor amigo. O bien llega suplicándonos que seamos nosotros quienes metan a cuatro o cinco niños en su dormitorio por una noche. En cualquiera de los dos casos saber que nuestro pequeñín ya está preparado para dormir fuera de casa sin nosotros es impactante. ¡Ayer mismo era un bebé totalmente dependiente!

Por mucho que sepamos que alcanzar cierto grado de independencia (vigilada) es bueno para él, los padres no podemos evitar preocuparnos. Podría asustarse por la noche, echarnos de menos o portarse fatal. Debemos pensar que todo eso está controlado, los padres anfitriones saben a lo que se exponen y siempre podremos recoger al peque por tarde que sea. Un poco más especial es la situación de los niños que sufren enuresis. La incontinencia infantil es algo habitual hasta los 7 años y que puede prolongarse hasta los 15, aunque las probabilidades disminuyen con la edad.

Dormir fuera de casa puede provocar inseguridad en el niño que aún tiene escapes por la noche, por lo que puedan decir sus amigos si llegan a enterarse. Hablar con él con cariño y naturalidad, explicarle lo que le ocurre y, animarle sin presionarle es lo mejor que podemos hacer para ayudar. Podemos contarle que es algo muy habitual, que se pasará con el tiempo y a la vez, proporcionarle productos adecuados que no le impidan ser uno más, como los calzoncillos y braguitas absorbentes DryNites®.

Te animamos a probar DryNites® ya que ofrecen la mejor protección mientras dure esta fase de la maduración de tu hijo. Son tan suaves y cómodos que él se sentirá como si llevara ropa interior convencional y, sus amigos no notarán nada. Las braguitas y calzoncillos absorbentes DryNites® se ajustan perfectamente a la cintura, no hacen ruido y le mantendrán seco toda la noche. Puedes pedir muestras gratis aquí.



Para tu hijo será una experiencia inolvidable, así que no hay más remedio que mentalizarse y dejarle dormir su primera noche fuera de casa.

Foto | Flickr-Lunita Lu

También te puede interesar